Compartir

“La industria, los estudios generalmente no confían en el talento”, comentó el actor, de 68 años, que presentó hoy en esa localidad francesa de la costa normanda la película “Behind the Candelabra” junto con su director, Steven Soderbergh.

La cinta, que se presentó fuera de competición en la última edición del Festival de Cannes, indaga sobre la relación secreta entre el virtuoso y excesivo pianista Liberace, interpretado por Michale Douglas, y su joven amante, al que da vida Matt Damon.

“A lo largo de mi carrera en los años setenta y ochenta, si mantenías en las fronteras financieras razonables, los estudios confiaban en el talento”, agregó el protagonista de cintas como “Instinto básico”, “Un día de furia” o “Tras el corazón verde”.

Precisó que la productora de “Behind the Candelabra”, el canal estadounidense HBO, sí confía en el talento, algo que es “una cualidad única”, dijo el actor, que tiene en sus vitrinas un Oscar por su interpretación en “Wall Street” y otra de esas estatuillas por producir “Alguien voló sobre el nido del cuco”, dirigida por Milos Forman y protagonizada por Jack Nicholson.