Compartir

El documental “Costa da Morte”, producido por Zeitun Films, retrata esta comarca gallega, observando a las personas que lo habitan: pescadores, mariscadores, madereros, testimonios del trabajo que realizan y su relación con el paisaje.

Patiño, nacido en Vigo en 1983, presentó sus obras en centros de arte como el Georges Pompidou de París, el Reina Sofía de Madrid o el Haus der Kulturen der Welt de Berlín, así como el CGAG de Santiago.

En declaraciones telefónicas a EFE, ha señalado que el festival de Locarno es de los más relevantes del cine independiente y “ya era un premio en sí estar seleccionado y conseguir, con mi primer largometraje” el galardón al mejor director “es algo impresionante, es más que un sueño”.

Apuntó que lleva trabajado tiempo sobre la idea del paisaje y en “Costa da Morte” quiso reflejar no solo la imagen de la comarca, sino “cargarlo del imaginario colectivo vinculado a la zona, un paisaje con contenido cultural”.

Ha tratado en el largometraje también “aproximarme a las personas por medio del relato oral y reflejar el trabajo que se desarrolla en el entorno natural”.

Lo que le interesaba era, dijo, “relacionar la experiencia íntima de las personas en el entorno natural con la inmensidad del paisaje”, de forma que toda la película está formada por planos abiertos paisajísticos, pero el sonido de las personas se escucha próximo: “la respiración, los diálogos”.

Lois Patiño ha recibido numerosas felicitaciones de amigos y del mundo del cine y también ha hablado con miembros del jurado que le explicaron el por qué del premio recibido por su película, que ha tenido un rodaje “muy solitario, porque lo hicimos entre dos personas, Carla Andrade y yo” y él mismo ha hecho el montaje.