Compartir

Así lo revelaron en declaraciones Efe, en las que Herrero especificó que mientras su más reciente trabajo fue una coproducción con Colombia, la próxima película se acogerá a la Ley de Fomento a la Industria Cinematográfica de 2012, que ofrece incentivos a los cineastas por usar el país como escenario.

“Esta ley incentiva la cultura y la industria, se crean puestos de trabajo, te devuelven una parte de lo que gastas”, valoró Herrero, que ha dirigido y producido un centenar de películas, algunas de ellas en países de Latinoamérica, como “Guantanamera” (1994) en Cuba.

El próximo proyecto tendrá el título de “Tiempo sin aire” y contará con la dirección de Andrés Luque y Samuel Martín, quienes ya grabaron con Gómez en 2009 la película “Agallas”.

“'Tiempo sin aire' cuenta la historia de una colombiana (Juana Acosta) que tiene que huir de su país con su hijo y va a España, donde conoce al personaje de Carmelo. Ella tiene una misión, que es cumplir una venganza, trama que se mezcla con su relación”, explicó Herrero.

“Esta es una historia de amor, y a mí me parece un poco sospechoso que Juana Acosta se fije en mí”, bromeó Gómez, quien calificó la historia como “apasionante” porque “todo el mundo está fuera de lugar, como en la vida misma”.

La alianza entre Herrero y Gómez tiene más planes a largo plazo, con un “thriller” grabado en Galicia, en el noroeste de España, basado en la novela policiaca “La playa de los abogados”, sobre la historia de un marinero que aparece muerto, según adelantaron.

Esta pareja ya rodó en Bosnia “Territorio comanche” (1997), “Silencio en la nieve” (2012) en Lituania y “Crimen con vista al mar” (2013) en Colombia.

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, firmó en julio de 2012 la Ley de Fomento a la Industria Cinematográfica, que prevé una batería de beneficios fiscales a los colombianos y extranjeros que elijan al país como escenario de sus películas.

Un productor nacional o internacional que ruede en Colombia recibirá una contraprestación del 40 % de los gastos realizados por concepto de servicios cinematográficos y del 20 % de los gastos por alojamiento, alimentación y transporte.