Compartir

Herrero y el actor español Carmelo Gómez calificaron esta coproducción colombo-española como un “trhiller” un poco “particular”, que se sale del género y aporta notas de “humor”, “desparpajo” y “cinismo”, en una entrevista con Efe en Bogotá.

Estos ingredientes están encarnados principalmente en el personaje de Gómez, un detective “un poco agresivo que va siempre sudado, que lleva camisas feas” y que irrumpe en un hotel de Cartagena de Indias en el que todos los huéspedes y trabajadores “tienen algo que esconder”, dijo Herrero.

“No es nada concentrado ni nada psicológico, que siempre he hecho papeles de mucha pausa y poco texto”, reconoció Gómez, ganador del Goya al mejor actor protagonista en 1994 por “Días contados” y al mejor actor de reparto en 2005 por “El método”.

“Nos ha venido bien salir de casa. A veces en España estás demasiado atado, pendiente de qué se va a decir de ti, y de repente me he sentido muy libre de hacer lo que me da la gana con un personaje con el que posiblemente en España no me habría atrevido”, admitió Gómez.

La cinta, coproducida por las españolas Tornasol Films y Foresta Films con la colombiana RCN Cine & Ennova, lleva al cine por primera vez al actor colombiano Jorge Enrique Abello, conocido por ser el galán de la telenovela “Yo soy Betty la fea”, y el veterano Luis Fernando Hoyos.

Abello (Enrique Arizabaleta) y Hoyos (Román Pedraza) son dos antiguos amigos y cómplices en negocios turbios que vuelven a encontrarse cuando el segundo termina de cumplir su condena en la cárcel.

Una vez retoma la libertad, decide cobrar venganza de Arizabaleta, quien ahora regenta un hotel de playa, con la mala fortuna de que una turista española aparece muerta y entra en escena el detective José Cabrales, que en palabras de Gómez “es una especie de animal que arrasa para poner a la luz eso que todo el mundo está tratando de ocultar”.

El guión, escrito por el argentino Nicolás Saad, contará con 80 copias para su distribución en Colombia, aunque todavía “no hay fecha para el estreno en España”, donde tendrá el título de “Lejos del mundo”, dijo Herrero.

El último trabajo de Gómez y Herrero fue el filme “Silencio en la nieve” (2012), grabado conjuntamente en Lituania sobre la División Azul, la unidad de voluntarios españoles que sirvieron en el Ejército alemán durante la Segunda Guerra Mundial.

“Desde entonces he hecho cosas esporádicas, pero es verdad que no me han visto en la cartelera. Pero no me tomo (“Crimen con vista al mar”) como un volver, porque yo no creo mucho en el mercado. Y no me gusta hablar del mercado porque no sé muy bien de lo que hablo”, concluyó Gómez.