Compartir

Consideramos como préstamo rápido aquel que se produce cuando una entidad presta a una o varias personas una suma monetaria. Tal cantidad debe ser devuelta en un periodo temporal previamente establecido y acordado entre ambas partes mediante un contrato.