Compartir

car2go, el servicio de coches de uso compartido, tiene poco más de un año en Madrid, pero en este tiempo ya ha alcanzado nada menos que 100.000 usuarios. Su propuesta ha convencido a los consumidores por su flexibilidad y accesibilidad.