Compartir

El Ayuntamiento de Madrid activó el lunes por la noche el ‘Protocolo de actuación para episodios de contaminación por dióxido de nitrógeno’, al superarse los niveles de preaviso y siendo la previsión meteorológica desfavorable.

Una situación que este miércoles se mantiene. Con la activación del protocolo, la velocidad de circulación en la M-30 y en las vías de acceso en el interior de la M-40, en ambos sentidos, queda limitada a 70 kilómetros por hora, al tiempo que el Consistorio recomienda el uso del transporte público.

El Ayuntamiento de Madrid anunciará antes de las 12.00 horas del mediodía las medidas a aplicar el jueves. El Consistorio remarcó que el Protocolo “tiene como objetivo mejorar la calidad del aire de la ciudad y, por tanto, aumentar la protección de la salud de la ciudadanía frente a los efectos nocivos de los episodios de alta contaminación, y muy especialmente la de los colectivos más vulnerables como niños y niñas, personas mayores y con problemas respiratorios, así como mujeres embarazadas”.