Compartir

Taberna del chef del mar. En este pequeño
local del Puerto de Santa María (Cádiz) nació el brutal restaurante de Ángel
León, con tres estrellas Michelin. Una buena manera de probar las propuestas
del chef del mar. El sitio no admite reservas por lo que siempre cabe la
posibilidad de esperar a haya hueco. (Calle Puerto Escondido, 6. Puerto de
Santa María. Unos 35 euros por persona).


El templete
.
Sus mesas están listas a escasos minutos de las
playas tinerfeñas, de donde llegan gran parte de su materia prima: cherne (o
mero), atún o lapas, que preparan con mojo verde. También elaboran las papas o
el conejo, típico de las islas, así como los vinos volcánicos. (Terraza del
centro comercial El Médano, en Tenerife. Desde 30 euros por persona). 

Pachá. Suena
raro, pero Pachá tiene un restaurante. Y se come bien. Aviso, su especialidad
es el sushi (muy recomendable). Además de disfrutar de la cena, si se reserva
mesa, se puede entrar a la discoteca directamente. (Avinguda 8 de agosto s/n,
en Ibiza. Unos 45 euros por persona).

Deluz. Productores
locales, pescados frescos, verduras jugosas… Lo elaboran en forma de pisto
con huevos ecológicos, de foi micuit, de tataki de atún o de anchoas de
Santoña. Todo aderezado con una cuidada selección de vinos. (Ramón y Cajal, 18,
en Santander. 30 euros por persona)

Marina Beach
Club
.
 En plena playa de las Arenas, en Valencia, se
encuentra este beach club centrado en los arroces. Para las
paellas cuenta con la mano del chef valenciano Juan Carlos Galbis. (Marina de
Valencia s/n. Unos 30 euros por persona).