Compartir

Ruth Beitia ha certificado su condición de mejor atleta española de la historia con una medalla de oro. La cántabra ha ganado la final de altura con un salto de 1,97 metros.

A sus 37 años, Beitia abrió la competición y supero sin fallos 1,88 y 1,93, mientras que sus competidoras iban cometiendo errores. En la siguiente altura, 1,97, la española se quedó junto a otras tres: la croata Blanka Vlasic, la estadounidense Chauté Lowe y la búlgara Mirela Demireva.

Como ninguna de las cuatro superó el siguiente listón, en 2,00, Beitia se convirtió en campeona al no tener ningún nulo. Han completado el podio Demireva y Vlasic.

Se trata de los cuartos Juegos Olímpicos de Beitia. Su mejor posición la consiguió en Londres 2012 con una cuarta plaza. Además, tiene un palmarés excepcional: tres oros en Campeonatos de Europa (Helsinki 2012, Zúrich 2014 y Ámsterdam 2016) y un bronce en un Mundial (Moscú 2013), además de una Liga de Diamante.

Con esta medalla el comité olímpico español suma su séptima medalla de oro y 14ª en total.