Compartir

A sus 31 años, Lydia Valentín lo ha vuelto a lograr. Como así lo hiciera en los Juegos de Londres 2012, vuelve a conseguir un metal. Aquella vez de oro, tras quedar cuarta pero viendo como sus antecesoras quedaban descalificadas por dopaje.

Esta vez, tras levantar 112 kg de peso en el primer intento y 116 en el segundo en la modalidad de arrancada, llegó a la de dos tiempos, donde levantó 141 kg. La bielorrusa Darya Naumava logró levantar 258 kg en total, llevandose la medalla de plata.

El oro fue para la norcoreana Jong Sim Ring, quien dominó en la categoría, con un total de 274, muy lejos del alcance de la levantadora bielorrusa y la leonesa Lydia Valentín.

Con este bronce, llega la cuarta medalla para el medallero español tras el oro de Maialen Chorraut en el K1 de eslalon en aguas bravas y al oro y bronce en las 200 mariposas y 400 estilos de la nadadora Mireia Belmonte.