Compartir

Después de una jornada negra para España en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, Mireia Belmonte ha ganado la primera medalla para la delegación nacional al colgarse el bronce en la final de los 400 estilos en una prueba marcada por el récord del mundo de la húngara Katinka Hosszu, que ya en las eliminatorias se quedó a las puertas de batirlo.

Mireia firmó un tiempo de 4:32:39, algo que le sirvió para remontar después de una carrera en la que fue de menos a más y en la que estuvo casi todo el tiempo fuera de las medallas. La nadadora catalana aprovechó la braza y el croll, sus dos principales virtudes, para remontar en el último suspiro a la británica Hannah Miley, que finalmente acabó cuarto.

“He luchado hasta que no podía mas. Los cien metros finales han sido agónicos. Lo veía muy lejos pero nunca he dejado de luchar. Ahora hay que calmarse”, apuntaba Belmonte, en referencia a las otras cinco competiciones que le quedan todavía en Río de Janeiro.

En otros deportes, destaca la victoria de las 'Guerreras' de balonmano a Montenegro, en hockey, donde España apalizó 7-0 a la anfitriona, Brasil, en su debut y las victorias de Carla Suárez en tenis ante Ana Ivanovic, en su dobles con Garbiñe Muguruza y de la pareja masculina Bautista- Ferrer.