Compartir

El poblado ilegal de Las Sabinas, que iba a ser desmantelado hace más de dos años, sigue en activo y en constante tensión por las distintas acciones y medidas que las empresas suminsitradoras y administración toman para poder desmantelar este asentamiento pegado al río Guadarrama. La última noticia ha sido el corte del suministro eléctrico en la tarde del lunes, un hecho que provocó que ayer por la mañana los vecinos se manifestaran en la plaza de España para que se les pusiera de nuevo la luz en la zona.

Ante este hecho el alcalde, David Lucas, mandó que se llevaran generadores que pudieran garantizar de momento el suministro eléctrico hasta que el ayuntamiento solucionara el problema directamente con la empresa suministradora. Ante esto, el Gobierno anunció ayer por la tarde que se está trabajando para la reactivación de la línea energética y que cuando se haga, el ayuntamiento firmará un convenio con los empresa suminsitradora para hacerse cargo de los costes derivados del servicio.

En palabras del concejal de Presidencia, Seguridad Ciudadana y Movilidad, Roberto Sánchez, “estamos gestionando que se garantice el suministro eléctrico. Mientras tanto, como medida provisional y de urgencia, se les va a proporcionar generadores eléctricos para cubrir las necesidades más básicas derivadas de los cortes de luz, como el suministro de agua y la alimentación para las familias”.

Además, añadió que se está buscando la forma de que las 96 familias que viven en situación ilegal recuperen lo antes posible su actividad normal en cuanto al resto de suministros que se han visto afectados por la interrupción del servicio eléctrico.