Compartir

En las últimas semanas el Caso Púnica ha vuelto a levantar un murmullo general entre los vecinos de Móstoles. La primera de las acciones más comentadas es la posible imputación del exalcalde, Daniel Ortiz, en el caso, después de que el juez Eloy Velasco remitiera un escrito al Tribunal Superior de Justicia para que el actual portavoz sea investigado.

A raíz de este escrito y de las declaraciones vertidas por varios medios, Ortiz manifestó que él no ha participado en esta trama en la que el único investigado del Ayuntamiento de Móstoles es el que fuera concejal de Medio Ambiente, Alejandro de Utrilla.

Esta semana, con el levantamiento parcial de secreto del sumario, Qué! ha tenido acceso a una parte del informe que la UCO realizó sobre las investigaciones realizadas en el consistorio mostoleño, en el que se indica que COFELY no consiguió influir en la redacción de los pliegos del megacontrato.

En el documento, la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil indica que los borradores que Pedro García envió a David Marjaliza no coinciden con los existentes en el ayuntamiento. De este mismo modo, a juicio policial, los criterios y la fórmula realizada en Móstoles no coinciden con los que COFELY sí realizó para otros ayuntamientos.

Con estos fundamentos, el capítulo concluye que “parece que COFELY no habría logrado influir en el contenido de los Pliegos para adecuarlos a sus intereses como si ha sucedido en otros contratos analizados relativos a otros Ayuntamientos”, indicando que en esta ocasión la empresa investigada no manipuló el concurso.