Compartir

La Junta de Gobierno Local ha aprobado la Ordenanza Municipal Reguladora del reconocimiento del derecho y concesión de prestaciones sociales individuales de carácter económico y social, que implica la protección de las familias más vulnerables y en riesgo de exclusión social. Las ayudas que establece la Ordenanza son de carácter económico, cubriendo necesidades básicas como la alimentación, la vivienda o la educación, y de carácter material, como la ayuda a domicilio.

El alcalde, David Lucas, ha explicado que con esta Ordenanza se “marcan las pautas objetivas para la concesión de ayudas en servicios sociales” y que, pese a que la plantilla de servicios sociales desarrolla un gran trabajo “era necesario regular y objetivar los criterios para la concesión de ayudas y más ahora que hemos incrementado las cantidades que estamos dedicando a este aspecto, tras la aprobación del Plan de Lucha Contra la Pobreza y la Exclusión Social”.

La Ordenanza tiene como objeto la regulación de las prestaciones económicas y materiales de los servicios sociales del Ayuntamiento. “Ayudas que se convierten en un instrumento fundamental para prevenir la marginación y favorecer la integración de ciudadanos y que se deben aplicar tanto en situaciones de grave necesidad individual como familiar, siendo siempre un apoyo a la intervención social y dentro de los límites y posibilidades económicas de los presupuestos municipales”.

“Intentamos atender de manera prioritaria a situaciones urgentes, producidas por necesidades ocasionales que apoyen con recursos la situación de las familias y se intenta evitar, por tanto, situaciones de marginación como consecuencia de la grave crisis económica”, ha explicado Lucas.

Con la aprobación de la Ordenanza se busca garantizar la igualdad en el ejercicio de todos los derechos ciudadanos, como la educación, el derecho a una vida digna, a acceder a los servicios públicos y a los sanitarios. “Serán beneficiarios de estas ayudas aquellas familias que se encuentren en grave necesidad o extrema urgencia y aquellas unidades familiares que cumplan con los requisitos establecidos en las convocatorias que desde el Ayuntamiento se establecen principalmente para las becas de libros y material escolar que también dependen de servicios sociales”, ha señalado el primer edil.

David Lucas ha concluido recordando que “desde el comienzo de la legislatura hemos hecho una ardua labor para dotar de recursos económicos y mecanismos suficientes, así como en ser rápidos y eficaces en la concesión de las ayudas, pero sobre todo en ser un apoyo permanente, como refleja esta ordenanza, a aquellos ciudadanos que necesitan de la solidaridad de todos y del apoyo del Ayuntamiento”.