Compartir

Continúa la tensión en el mundo del motor después de la polémica entre Valentino Rossi y Marc Márquez en el GP de Sepang. Mientras que en el terreno deportivo las aguas permanecen tranquilas, al menos hasta que se apaguen los semáforos en el circuito de Cheste, el piloto catalán ha vivido un desagradable episodio con dos periodistas italianos que le esperaban a las puertas de su casa.

Stefano Corti y Alessandro Onnis, que forman parte del equipo del programa 'Le Iene', una especie de 'Caiga quien Caiga' pero más al límite, querían hacerle varias preguntas a Marc en clave irónica y socarrona antes hacerle entrega de un extraño trofeo con forma fálica. Sin embargo, el piloto se negó y les pidió que abandonasen su propiedad.

Según informa el diario Marca, ante las negativas de Marc los periodistas italianos le habrían agarrado y zarandeando del brazo, provocándole además algún arañazo de leve consideración.

Tras el suceso, la familia del piloto avisó a los Mossos d'Esquadra, quienes habrían retirado la grabación al equipo del programa y les habrían tomado declaración.

Los dos periodistas italianos no han perdido la oportunidad de dar su versión de los hechos y aseguran haber sido ellos quienes fueron atacados porque “probablemente querrían una copa más grande”. Además, a través del perfil de Facebook de 'Le Iene', han compartido una imagen del material destrozado.