viernes, 25 septiembre 2020 19:28

Un total de 11 detenidos en Murcia por explotación sexual a mujeres, alguna de ellas menor

MURCIA, 6 (EUROPA PRESS)

Agentes de la Policía Nacional han detenido a 11 personas fruto de la inspección en cinco las salas y pisos de alterne en Totana, San Javier y Murcia capital. Los responsables se han lucrado de la explotación sexual de numerosas víctimas, aprovechándose en algunos casos de su situación de ilegalidad en territorio español y en otros casos de su minoría de edad.

Desde el pasado mes de abril la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras ha llevado a la práctica cinco inspecciones en diversos establecimientos y domicilios de la Región donde al parecer se podían estar cometiendo numerosos delitos relativos a la prostitución.

El funcionamiento de un local del Polígono Industrial El Saladar de Totana levantó las sospechas de la UCRIF por considerar que en su interior pudieran encontrarse mujeres extranjeras en situación irregular, ejerciendo la prostitución y que pudieran estar siendo objeto de una explotación tanto laboral como sexual.

La inspección efectuada permitió hallar indicios para determinar que por parte de los responsables del club se estaba cometiendo, entre otros, un delito relativo a la prostitución. La operación se saldó con cinco detenidos, dos de ellos senegaleses y tres de nacionalidad española.

En el caso de los dos prostíbulos situados en el centro de Murcia y en la localidad de San Javier, fue una llamada al teléfono gratuito contra la Trata de Seres Humanos ('900 105090') en los que un denunciante manifestaba haber sido prostituido cuando era menor de edad junto con otras víctimas también menores de edad.

En el mes de junio se inició una investigación que ha culminado con la desarticulación de ambos prostíbulos y la detención, a principios del mes de julio, de dos personas, de nacionalidad española y brasileña, respectivamente.

Tras el registro de ambos locales, donde se explotaba tanto a hombres como a mujeres y a personas transexuales, quedaron intervenidas numerosas sustancias nocivas para la salud pública y documentación, donde se constataba el cambio frecuente de ubicación de estos establecimientos tanto a diferentes localidades de la Región como a las provincias de Alicante y Almería.

Otras dos investigaciones han sido llevadas a cabo en diferentes viviendas del centro de la capital murciana, durante los meses de junio y julio, con un total de cuatro detenciones.

En uno de los casos han sido las quejas vecinales relativas a la afluencia de un gran número de personas ajenas al inmueble, creando molestias por ruidos a altas horas de la noche, lo que llevó a la Comisaría de Distrito de San Andrés, junto con la UCRIF, a un despliegue policial en el que se pudo constatar la explotación sexual y el ánimo de lucro de los responsables de esta vivienda con ganancias de hasta 15.000 euros mensuales obtenidas por la prostitución de las mujeres allí presentes.

En otro de los casos ha sido una llamada a la Sala del '091' el pasado 26 de julio donde se comunicaba que una chica rumana se encontraba secuestrada en un piso del paseo Florencia.

La Comisaría de Distrito de El Carmen verificó la presencia de cuatro personas en una vivienda, una de ellos la víctima, que manifestó haber sido trasladada a España con engaños y obligada a ejercer la prostitución en dicha vivienda donde se la mantenía privada de su libertad. Se detuvo a tres personas de nacionalidad rumana, uno de ellos un menor de 17 años.

A los detenidos se les imputan los presuntos delitos relativos a la prostitución y contra los derechos de los trabajadores; algunos de ellos también por usurpación del estado civil, delitos contra la seguridad vial, falsedad documental y estafa y otros también por corrupción de menores, agresión sexual, favorecimiento de la inmigración ilegal y por delitos contra la salud pública.

Estas operaciones han sido llevadas a cabo por la Unidad contra las Redes de Inmigración Ilegal y Falsedad Documental de la Brigada Provincial de extranjería y Fronteras de la Jefatura Superior de Policía de Murcia, con la colaboración de las Comisarías de Distrito de El Carmen y de San Andrés agentes de la Comisaría de Distrito de San Andrés de la Jefatura Superior de Policía de Murcia y la Unidad de Guías Caninos y la Unidad de Prevención y Reacción.