Compartir

JAÉN, 6 (EUROPA PRESS)

Los medios terrestres y aéreos desplazados hasta Quesada (Jaén) para sofocar el incendio declarado en el paraje conocido como La Cruz del Muchacho, en el Parque Natural de Cazorla, han comenzado con las labores de enfriamiento del terreno, una vez que se daba por estabilizado el fuego sobre las 15,00 horas de este lunes y con una previsión de más de 200 hectáreas afectadas por las llamas, a falta de la medición oficial.

Los medios terrestres se han reducido a cuatro grupos de especialistas (28 efectivos) y dos vehículos autobombas que están trabajando apoyados desde el aire por un helicóptero de gran capacidad. Las altas temperaturas en la zona y el viento que no ha parado a lo largo de toda la jornada han llevado a mantener el incendio como estabilizado y no pasar a la fase de controlado, aunque no se descarta que se pueda dar por controlado en las próximas horas.

Desde el Infoca se insiste en que la reducción de los medios tanto aéreos como terrestres es una buena señal que indica que el fuego no se ha movido del perímetro y que por lo tanto no hay nuevos focos que avancen en esta zona de masa forestal, parte de ella de gran valor ecológico con pinos centenarios.

El incendio está situado en el sur del Parque Natural de Cazorla, Segura y Las Villas con el límite del Parque Natural de Sierra Mágina. La tormenta eléctrica registrada este domingo en la sierra de Cazorla parece ser, a falta de confirmación oficial, la causa de este incendio que se inició sobre las 17,45 horas de este incendio y de otro muy próximo registrado el mismo día en el paraje del Moralejo que quedó controlado a las pocas horas tras afectar a entre 10 y 15 hectáreas, a la espera de las mediciones del Infoca.

Sobre La Cruz del Muchacho han llegado a trabajar a lo largo de la jornada de este lunes hasta diez medios aéreos, entre ellos un avión de coordinación y dos pertenecientes al dispositivo contra incendios del Ministerio de Medio Ambiente. En tierra han trabajado diez grupos de especialistas apoyados por siete vehículos autobombas y una brigada de refuerzo con otros doce efectivos más. Además de técnicos de operaciones y agentes de medio ambiente. Al lugar del incendio también se ha desplazado la Unidad Médica de Incendios Forestales Y la Unidad Móvil de Meteorología y Transmisiones.