Compartir

Cuando la llama del amor se apaga en una pareja, muchas de ellas comienzan a buscar nuevas aventuras que sustituyan las relaciones matrimoniales, fijándose sobre todo en el físico del amante y su carisma. 

Esta semana, la web de citas extraconyugales AshleyMadison.com ha publicado un estudio en el que, según los gustos y búsquedas de sus clientes, han analizado cuáles son los principales rasgos en los que se fijan las mujeres y los hombres a la hora de encontrar un amante con el que cometer la infidelidad.

En primera posición de ambos sexos se encuentra el atractivo físico, uno de los factores que por antonomasia siempre ha sido muy influyente, guiándose prioritariamente por éste más de un 30% de los hombres y un 27% de las mujeres. Asimismo, el carisma es otra de las características que el infiel busca en el sexo opuesto.

Este estudio también refleja que el tercer rasgo más importante para la mujer es el poder que el hombre tiene en el trabajo, una peculiaridad que en el caso de los hombres no es relevante. En los últimos puestos de búsquedas se encuentran la sensualidad del amante y el look inocente que puede tener el confidente.