Compartir

ALMERÍA, 7 (EUROPA PRESS)

La Policía Nacional ha detenido en Níjar (Almería) a Antanas G., un ciudadano de Lituania, de 44 años, reclamado por las autoridades de su país y sobre el que pesaba una orden europea de detención y entrega (OEDE), por los delitos de falsificación y uso de documentos oficiales y tráfico de seres humanos.

Según ha explicado la Comisaría en una nota, en el momento de la detención el sospechoso portaba dos permisos de conducir falsos. Las investigaciones se iniciaron cuando los agentes recibieron una serie de informaciones de Interpol España sobre el fugitivo, quien había sido reclamado por un Juzgado del Distrito de la región de Lazdijai desde julio de 2006.

Según la información del Grupo de Localización de Fugitivos, el hombre podría estar residiendo en la localidad de Níjar. Así, en agosto de 2014, las autoridades lituanas emitieron la orden europea del arresto para cumplir una pena de ocho años de prisión.

Los hechos por los que el fugitivo era buscado se remontan al 16 de septiembre de 2000 en la Región de Kaunas, cuando Antanas y otro compatriota falsificaron documentos oficiales y utilizaron los mismos para pasar dos días después por el control fronterizo de Mockava con menores de edad para que ejercieran la prostitución.

Gracias a esta información y tras 24 horas de gestiones, los investigadores establecieron un dispositivo policial en torno a un domicilio de la pedanía de Los Nietos que culminó con la detención del fugitivo. La captura se efectuó el pasado martes, sobre las 18,00 horas, en las inmediaciones de su domicilio.

En el momento de su arresto, el fugitivo portaba dos permisos de conducir lituanos, los cuales tras haber sido analizados y contrastados, se pudo determinar que uno de ellos había sido manipulado y falsificado, por lo que también ha sido imputado por falsedad documental y usurpación del Estado Civil. En el día de hoy el detenido pasará a disposición del Juzgado de Instrucción Central número 5 de la Audiencia Nacional.

La detención ha sido realizada por agentes de la Policía Judicial de la Comisaría Provincial de Almería en colaboración con el Grupo de Localización de Fugitivos Internacionales de la Brigada Central de Crimen Organizado de la Udyco.