Compartir

ALICANTE, 28 (EUROPA PRESS)

Hombre europeo de 41 años, casado y sin una condición económica determinante es el perfil del condenado por violencia de género que participa en los programas de reeducación que impulsa la Audiencia provincial de Alicante, según los datos presentados este martes por la propia institución.

El presidente de la Audiencia, Vicente Magro, ha resaltado que tan solo el 10 por ciento de los condenados que pasan por los cursos reincide y lo hace al romper la orden de alejamiento que se dictamina. En total, en los últimos cuatro años han pasado por el servicio 1.443 personas condenadas y otras seis –el año pasado por primera vez–, por ser internos inimputables del Centro Psiquiátrico por ser discapacitados mentales.

En cuanto a los perfiles de los hombres que acuden a los cursos, el 89 por ciento son europeos, el 7% latinoamericanos, un 3% norteafricanos y menos de un 1% subsaharianos y asiáticos. Por nacionalidades, el mayor número de condenados son españoles, rumanos, ingleses, ecuatorianos, colombianos y marroquíes. El 60% estaban casados, un 25% eran pareja de hecho y el 15%, restante, no convivían.

El 60% fueron condenados por agresiones leves, el 30% por amenazas leves y el 10% por maltrato psicológico. Finalmente, el 20% reconoció haber consumido alcohol o sustancias tóxicas –cocaína y cannabis–. El 88% de los penados valoraron el programa de reeducación de forma positiva o muy positiva.

CURSOS DE REEDUDACIÓN

En este 2015, son ya 84 los hombres que han pasado por los cursos de reeducación y siete los que provienen del centro psiquiátrico. “Es muy importante, porque antes de que puedan conseguir la libertad pasan por el programa de la Audiencia”, ha señalado Magro, que ha considerado que este año se llegará a que acudan al curso de reorientación cerca de 340 condenados.

“A partir de este año, se potenciará el programa de reeducación de maltratadores por un período de 12 meses”, ha explicado el presidente, que ha subrayado que se abordan cuestiones como la violencia estructural sobre la mujer, el tema de los hijos menores expuestos a la violencia de género por la victimización que sufren. A su juicio, la persona que ejerce el maltrato “no es consciente” del daño que está “causando” sobre su pareja y sobre sus hijos.

Durante el curso también se aborda cómo solucionar los conflictos que surgen en la pareja o las prácticas de riesgo que pueden contribuir a acrecentar relaciones “tóxicas”.

10 P0R CIENTO DE REINCIDENTES

Magro se ha felicitado porque solo el 10% de los hombres que pasan por los cursos de la Audiencia reincide y que aquellos que pasan el curso evitan caer en la violencia en las futuras relaciones de pareja que entablan.

“Cuando al principio se criticaba el programa lo que advertíamos era que: primero, respetan a la persona que maltrataron, pero también que si inician otra relación, que no la vuelvan a maltratar”, ha dicho.

Aún así, “la mayoría de los reincidentes es por vulnerar la orden de alejamiento”, ha insistido el presidente de la Audiencia, que ha recordado que antes de la puesta en marcha del programa en 2004 “el 90% de las personas condenadas y no ingresaban en prisión, volvían a acercarse a su expareja”.

“En ningún caso han reincidido asociado a un hecho grave o feminicidio. No han cometido un delito de lesiones. Lo que han hecho ha sido acercarse. Es una cifra de éxito”, ha dicho.