Compartir

Varios agentes de la Policía Municipal de Móstoles evitaron la pasada madrugada el robo en una taberna de la calle Río Júcar cuando sorprendieron in fraganti a dos individuos que trataban de forzar el cierre con una cizalla junto a un tercero que les daba cobertura.

La llamada al 092 de un vecino de la zona que observaba los hechos puso en marcha el operativo de respuesta que culminó con la detención de los dos presuntos ladrones. La rápida actuación de varias patrullas frustró el intento de huída cuando fueron descubiertos por los agentes, que consiguieron interceptar a los tres en las inmediaciones del lugar.

Además de la cizalla con la que ya habían conseguido romper uno de los cierres, se les incautaron también diferentes utensilios susceptibles de ser utilizados para este tipo de robos, como una linterna, guantes y varias herramientas.

Colaboración ciudadana

La Policía Municipal destaca la importancia de la colaboración ciudadana para evitar este tipo de delitos que, gracias a actuaciones como esta, han descendido en un 14,8% durante el último año.