Compartir

Hasta el 6 de mayo, se desarrollarán seis sesiones de una hora y media de duración cada una impartidas por psicólogos de la delegación de Educación del Ayuntamiento, y con la colaboración de los departamentos de Orientación de los centros escolares. Se imparte en la delegación de Educación, calle Béjar, 3 y en paralelo se realizan sesiones con los padres de los adolescentes.

El objetivo de esta iniciativa es reforzar la autoestima de los participantes y prevenir posibles trastornos como los alimentarios. Para ello se trabajarán aspectos como el cambio en el estilo de pensamiento, la autoestima y la mejora del concepto personal y físico o la preocupación excesiva por la comida y el peso. También se debatirá sobre los cánones de belleza actuales, la necesidad de tomar una actitud crítica frente a la publicidad, así como la importancia de adquirir hábitos saludables de alimentación.