sábado, 26 septiembre 2020 23:46

El multifacético Tonino presentará la muestra Código-Imagen-Sonido en el CSC Joan Miró de Móstoles

El programa ON/OFF del Centro Sociocultural Joan Miró, en el que conviven encuentros interdisciplinares de artes plásticas y escénicas, presenta la exposición de Antonio Alvarado, “CÓDIGO-IMAGEN-SONIDO”, de impresión digital. La presentación de esta propuesta expositiva, que podrá visitarse hasta el 22 de abril, tendrá lugar el 9 de abril a las 19:30 horas. El acto se acompañará con la puesta en escena de la performance de María Zozaya y Tonino Guitian, “Cuadros de una exposición…de arte digital”.

Antonio Alvarado es un artista cibernético, plástico y performer. Su obra abarca desde instalaciones, esculturas y música electroacústica a piezas concebidas para ordenador o para Internet. Su obra electrónica ha sido seleccionada para numerosos festivales internacionales y reconocida con la concesión de varias becas y ayudas a la producción por parte de entidades como el MediaLabMadrid. Su obra plástica ha sido expuesta tanto en una veintena de exposiciones individuales como en varias ferias internacionales y requerida para numerosas muestras colectivas. Es fundador y director de La Mano de la Luna, colectivo performer con más de treinta años de evolución.

El proyecto Código ~ Imagen ~ Sonido parte del trabajo que Antonio lleva realizando con los ordenadores y la electrónica durante los últimos 20 años. A lo largo de este tiempo su trabajo se ha movido por dos caminos, uno de ellos sigue unido a la plástica pero realiza obras que materializa mediante técnicas y herramientas electrónicas. El segundo camino se desarrolla más dentro de la investigación electrónica y en él la plástica adquiere una dimensión secundaria.

El trabajo que presenta en esta exposición se encuentra dentro del primer camino. Consta de cinco obras. Tres son impresiones sobre dibond y ocupan cada una de las paredes principales de la sala; en ellas ha revisado obras digitales anteriores a las que ha dotado de nódulos por los que ha hecho pasar unas curvas dotadas de cursores que activados por un programa de creación sonora por imagen han dado lugar a tres obras sonoras aleatorias de las cuales ha seleccionado una improvisación para este proyecto.

Las imágenes están realizadas forzando a otros programas que no son de imagen a que las lean lo cual ha dado lugar a un código, ASCII, que representa la obra pero desde el punto de vista de la máquina. Remezclando estos códigos con las imágenes primitivas y forzándolas mediante el sistema de cambiar sus extensiones y leyéndolas por los diversos programas dan como resultado unas obras en las que la realidad naturalista y su estructura informática se entremezclan confundiéndose.

Las otras dos obras son vídeos que se muestran en dos monitores. Estas obras están realizadas de forma similar a las impresiones pero mediante movimiento. El conjunto nos habla de lo sutil y débil de la realidad y de cómo ésta cambia según es interpretada tanto por el medio como por el espectador.