Compartir

Daniel Ortiz, acompañado de varios miembros del Gobierno municipal, ha asistido a la Procesión Mayor a la que han acudido centenares de vecinos y visitantes.

Esta procesión saca a las calles del centro de Móstoles cuatro pasos: el Cristo Crucificado, La Piedad, El Sepulcro y la Virgen de la Soledad, pertenecientes a la Cofradía Jesús Nazareno y Cristo Resucitado, la Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción y la Hermandad Nuestra Señora de la Soledad.

El Sepulcro, de la Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción, ha salido desde esta iglesia y ha regresado a la Ermita de Nuestra Señora de los Santos, simbolizando así la muerte de Cristo, mientras que la Virgen de la Soledad ha vuelto a la Asunción.

Los otros dos pasos que el público ha podido ver durante esta procesión han sido el Cristo Crucificado y la Piedad, de la Cofradía Jesús Nazareno y Cristo Resucitado. El Cristo fue cedido por el Regimiento de Infantería Inmemorial del Rey, nº 1, del Cuartel General del Ejército en 1994. Posteriormente, fue donado para su guardia y custodia. Esta imagen es conocida como “El Cristo Negro” debido a su color caoba. La Piedad fue adquirida por esta Cofradía en el pueblo de Olot (Tarragona).