Compartir

LOGROÑO, 13 (EUROPA PRESS)

El presidente del Ejecutivo riojano, Pedro Sanz, ha presentado esta mañana el plan de acción que ha aprobado el Consejo de Gobierno para reparar los daños sufridos en las explotaciones e infraestructuras agrarias de La Rioja por el desbordamiento del río Ebro durante los meses de febrero y marzo, y que completa las medidas urgentes adoptadas por el Estado en el Real Decreto Ley 2/2015 de 6 de marzo.

Desde que se produjo la primera crecida, el Gobierno regional “ha trabajado en colaboración con el Gobierno de España, ayuntamientos, agricultores y regantes de las localidades perjudicadas, poniendo a su disposición medios técnicos y humanos para tratar de restablecer la situación existente con la mayor brevedad”, ha asegurado Pedro Sanz.

Y en este momento, una vez que la situación meteorológica se ha normalizado y pueden empezar a evaluarse los daños, “damos un paso más estableciendo las ayudas necesarias para sufragar el coste de los daños y resarcir a los afectados”, ha señalado.

De acuerdo con los datos recopilados hasta el momento, la superficie afectada por las crecidas extraordinarias del Ebro en La Rioja asciende a unas 3.500 hectáreas, de las cuales se destinan a cultivos agrícolas unas 2.000 hectáreas.

Sanz ha recordado que la Consejería de Agricultura ha actuado de forma paralela, y “con gran diligencia y celeridad”, desde comienzos de año para atender las peticiones de ayuda y reponer infraestructuras. “En enero se realizaron diferentes actuaciones para reparar desperfectos que habían ocasionado las fuertes tormentas en diferentes infraestructuras municipales, y desde la primera crecida activamos un plan de emergencia para acometer obras de reparación urgente en Calahorra, Alfaro, Rincón, Pradejón y Alcanadre, que evitaron que fuera aún mayor la superficie dañada”.

ORDEN DE AYUDAS

El plan incluye seis líneas de ayuda, que se convocarán en los próximos días a través de una orden, y contempla un gasto inicial de 3,9 millones de euros.

Las ayudas autonómicas, sumadas a las estatales, permitirán cubrir el coste del arreglo de infraestructuras de particulares y de titularidad municipal, además de indemnizar los daños ocasionados en bienes de producción y cultivos.

Ayudas a explotaciones agrícolas o ganaderas que hayan tenido daños por inundación en sus infraestructuras o bienes de producción. Serán subvencionables los daños de carácter estructural en las explotaciones agrícolas y ganaderas e incluyen: la sistematización de las tierras, la reparación de las instalaciones de regadío, de maquinaria, de edificaciones agrícolas y ganaderas, así como el coste de reposición de las plantaciones totalmente perdidas como consecuencia de la inundación.

La ayuda prevista en el Real Decreto estatal cubre hasta el 70 por ciento de los daños valorados y establece un importe máximo de 8.000 euros. El plan de La Rioja prevé que se alcance el cien por cien del gasto efectuado con un límite de 50.000 euros y para determinar el porcentaje de ayuda final se tendrá en cuenta la suscripción o no de pólizas amparadas por el Plan de Seguros Agrarios Combinados, así como el grado de cobertura de la póliza suscrita por el titular de la explotación.

Ayudas a titulares de explotaciones que hayan tenido daños en sus producciones. Esta línea pretende paliar los daños registrados en explotaciones que en las fechas del siniestro no hubiera iniciado el periodo de suscripción del correspondiente seguro, o éste no hubiera finalizado y que no hubieran formalizado aún la póliza para esta campaña, siempre y cuando se hubiese contratado el seguro para dicha producción y cultivo en la campaña anterior. También está dirigida a la reparación de daños sobre las producciones agrícolas y ganaderas que, teniendo póliza en vigor dentro del Plan de Seguros Agrarios Combinados, no estuvieran garantizados por dicho sistema o cuya afección no estuviera recogida en el plan de seguros.

La financiación se efectuará con fondos estatales, aunque en el caso de que no cubran el cien por cien de las pérdidas, se prevé que La Rioja aporte el resto hasta alcanzar la totalidad de pérdidas producidas.

Ayudas para financiación de intereses de préstamos. Se habilita una línea de préstamos bonificados con el objeto de atender las necesidades de financiación de las explotaciones que han resultado damnificadas por las inundaciones.

Podrán beneficiarse de esta medida aquellas personas físicas, jurídicas o comunidades de bienes titulares de explotaciones agrarias, siempre que la propiedad se haya visto afectada por las inundaciones en, al menos, un 20 por ciento. En este sentido, se exige que la parte de la explotación afectada tenga en su conjunto una superficie mínima de 0,5 hectáreas. La cuantía máxima del préstamo se establece en 5.000 euros/ha afectada y por explotación, con un límite máximo de 60.000 euros.

Tendrán la consideración de transferencia corriente y contempla la subsidiación de hasta el cien por cien del interés fijado en la operación suscrita entre el solicitante y la entidad financiera. La Consejería podrá llegar a acuerdos con aquellas entidades que ofrezcan condiciones más beneficiosas para los préstamos, que podrán tener una duración máxima de 5 años con uno de carencia.

La obtención de esta ayuda es compatible con la obtención de otras subvenciones previstas en el Real Decreto Ley 2/2015, de 6 de marzo y en el plan autonómico.

REPARACIÓN INFRAESTRUCTURAS

Ayudas a los ayuntamientos para reparación de caminos y otras infraestructuras. Se establece una ayuda complementaria a la regulada en el Real Decreto estatal en relación con la reparación de caminos y otras infraestructuras de competencia municipal dañadas a causa de las inundaciones.

De este modo, la aportación de La Rioja, una ayuda de concesión directa, unida a la de Administración del Estado, podrá alcanzar hasta el cien por cien del coste de reparación.

Adicionalmente, el Ministerio de Agricultura ya ha asignado una partida de 952.308 euros para arreglar diversos daños producidos en el Camino del Ebro y el Camino del Río Cidacos.

Reparación de daños en infraestructuras de riego de comunidades de regantes. El Real Decreto Ley 2/2015 no prevé ninguna acción en relación a las infraestructuras de riego de las comunidades de regantes. Por este motivo, el Gobierno de La Rioja establece una línea de ayuda destinada a la contratación por parte de la Administración regional de las obras de reparación de infraestructuras de riego de comunidades de regantes dañadas por las inundaciones. La comunidad autónoma asumirá el cien por cien de la inversión de reposición.

Para agilizar la tramitación y ejecución de la obra se podrá encomendar la actuación a TRAGSA, como medio propio del Gobierno de La Rioja, así como la redacción de proyectos de obra si fueran necesarios.

Ayudas para la reparación urgente e inaplazable de daños en los diques de contención. Ésta es una medida específica del Gobierno de La Rioja, ya que el Real Decreto estatal no la contempla. Se trata de una subvención del cien por cien del coste de la reparación urgente de daños, realizada por las Entidades Locales y Comunidades de Regantes, en los diques de contención (motas) ubicados dentro del Dominio Público Hidráulico.

Esta ayuda, de concesión directa, complementa la partida de 3,6 millones de euros asignada inicialmente a La Rioja por el Ministerio, a través de la CHE, para llevar a cabo obras de reparación en infraestructuras situadas en Dominio Público Hidráulico.

La Dirección General de Investigación y Desarrollo Rural garantizará la difusión del plan y de las medias necesarias para su implementación.

En la labor de información se actuará de forma coordinada con las distintas Oficinas de Atención al Ciudadano y Oficinas Comarcales. También se adoptarán medidas de difusión de este Plan a través de la página web del Gobierno de La Rioja (www.larioja.org).