Compartir

PALMA DE MALLORCA, 12 (EUROPA PRESS)

El cantante Ismael Serrano (Madrid, 1971) actuará este sábado en Palma de Mallorca, dentro de la gira de presentación de su nuevo álbum, 'La Llamada', un disco que incorpora nuevos estilos y en el que el madrileño se empapa de “nuevos ritmos” para animar al baile porque “hay motivos para celebrar”, aunque sigamos “atrapados en azul”.

Así lo ha destacado el artista en una entrevista concedida a Europa Press, en la que ha manifestado que este nuevo álbum se llena de ritmos latinos, como la samba o la bachata, para “incorporar ese espíritu de celebración”, porque algo se ha movido en la sociedad y es momento para “celebrarlo”.

Serrano ha destacado que desde el 15-M “cambió todo” y precisamente de ahí, de ese aspecto de celebración, nace 'La Llamada', un álbum repleto de canciones que “apelan a compartir y a celebrar” y, al mismo tiempo, “a levantar la mirada”.

Pero, pese a que las canciones pretenden un aire nuevo basado en la celebración, Serrano mantiene ese carácter de reivindicación en sus letras porque “seguimos atrapados en azul: las instituciones siguen en manos de los mismos” y, pese “al ansia de cambio”, esto de momento “no ha cambiado”.

El cantautor sigue manteniendo viva la reivindicación como fórmula para aunar letras que persiguen “recuperar debates perdidos” con ritmos que animan a disfrutar del baile, porque, según ha destacado, se trata de “desprejuiciar, para dejar que los nuevos ritmos empapen mi música”. “Compongo desde la armonía y en esta ocasión lo he hecho desde el ritmo”, ha aseverado en este sentido.

Por ello, pese a que se incorporan nuevos ritmos, la esencia sigue viva, y aquella costumbre de relatar historias y de contar cuentos sigue muy presente en este último álbum. Desde aquella 'Caperucita' que veía la lluvia al otro lado del cristal hasta los tres cerditos que aguantan los soplidos de los lobos feroces que intentan desahuciarlos.

Ahora los cuentos se mantienen, pero también cambian, porque, lejos de ver la lluvia desde dentro, uno se empapa y se moja por los demás, soplando contra los desahucios y hasta el punto de que los ratones resultan ser los buenos de la historia en Hamelin, otro tema que nos espera en 'La llamada'.

“Los cuentos tienen esa capacidad de hablar de los problemas, de acercarse a los errores en los que se cae una y otra vez, y que se les cuenta a los niños para prepararlos”, ha subrayado.

17 AÑOS DE CARRERA

Con 17 años de carrera a sus espaldas, Serrano dice que ahora repasa lo que ha vivido, en su tema 'Éramos tan jóvenes' de su último álbum, y que ahora que la brisa no enmaraña ya el pelo y que se necesitan excusas para emborracharse, que no se duerme del tirón y se discute a gritos con el telediario, en 'Ahora que te encuentro', también de 'La Llamada' reconoce que si echa la vista atrás y se encuentra con aquel 'ni-ni' de 'Últimamente', al que le decían 'que te pasa, no estudias no trabajas', éste “le reconocería y le daría su visto bueno”.

“Ese joven si se reconocería en mí, me echaría algún reproche en cara, algo que da la edad, ese carácter tan necesario y al mismo tiempo tan temerario propio de la juventud de verse con fuerzas para poder reprochar, pero me daría su visto bueno”, ha destacado.

Por ello, considera un “privilegio” poder vivir de la música, sobre todo en estos momentos tan complicados y, por ello además, se siente “muy agradecido” de poder estar viviendo lo que siempre ha considerado como “un sueño”.

De este modo, el cantante, preguntado por la actual situación del IVA cultural, ha afirmado que toda esta polémica surgida a raíz de si finalmente va a bajarse o no, “denota el desprecio al que se somete al sector”, un impuesto que nació “no para recaudar si quiera, sino para castigar”, que ahora se convierte en “herramienta electoral”.

ESCENARIO CON AUDIOVISUAL

Con respecto al concierto que tendrá lugar este sábado en el Trui Teatre de Palma de Mallorca a las 21.30 horas, el artista ha destacado que además de las canciones de su último disco, hará un repaso por sus temas de siempre. Y en el escenario alguna sorpresa más, como un gran soporte audiovisual que acompañará al artista sobre las tablas.

“Soy algo de cuenta cuentos y en los conciertos me gusta mucho hablar, pero aquí va a haber mucho audiovisual, una puesta en escena ambiciosa”, ha destacado Serrano, quien, además, ha destacado que es más que posible que se anime incluso a bailar.

Por último, preguntado por si seguiría la llamada y se levantaría de su asiento para hablar con la chica más triste de la ciudad, Serrano no lo duda “siempre hay que levantarse”. “Y sí, me seguiría levantando de mi asiento del metro, fuese ella o no, al menos hay que intentarlo”, ha concluido.