Compartir

Fruto de la estrecha colaboración del artista español Pablo Picasso y el fotógrafo francés André Villers, 'Diurnes' combina técnicas fotográficas con la superposición y la aplicación de decoupages (tiras de papel) con siluetas de figuras de la fauna, para crear grabados con motivos de mitología típica picasiana.

El resultado es un conjunto de imágenes irreales captadas por la mirada entusiasta del joven André Villers y trasformadas por la mano inquieta de un experimentado Pablo Picasso. La realización de la carpeta Diurnes corrió a cargo del editor alemán Berggruen y se produjo en París con una tirada de mil ejemplares, en el año 1962.

'Carpeta Picasso Diurnes' puede visitarse en la sala de exposiciones del Centro Cultural Villa de Móstoles, hasta el 12 de marzo, en horario de apertura del centro.