Compartir

Fernández de Mesa defiende el “escrupuloso” cumplimiento de la legalidad vigente en la frontera de Ceuta y Melilla

MÁLAGA, 12 (EUROPA PRESS)

El director general de la Guardia Civil, Arsenio Fernández de Mesa, ha mostrado este jueves su “respaldo absoluto” a los 16 agentes imputados por su presunta implicación en los hechos sucedidos hace un año en la playa de El Tarajal (Ceuta), donde murieron 15 inmigrantes que trataban de alcanzar a nado el territorio español, y ha defendido el “escrupuloso” cumplimiento de la ley por parte de los agentes en la frontera de Ceuta y Melilla.

Así, Fernández de Mesa ha subrayado que la Guardia Civil, tanto en Ceuta como en Melilla, “está cumpliendo y haciendo cumplir escrupulosamente la legalidad vigente, como es su obligación”, agregando que “no pueden hacer otra cosa defendiendo nuestras fronteras que cumplir y hacer cumplir la ley” y que “no nos cabe ninguna duda de que así se ha hecho”.

En cualquier caso, Fernández de Mesa ha expresado el apoyo tanto de la Dirección General de la Guardia Civil como del Gobierno central a los 16 agentes, que, ha dicho, “están siendo cuestionados por algunas personas”, pero que, “sin duda, hacen un gran servicio a la sociedad melillense, ceutí, española y europea”.

A su juicio, “es normal” que se llame a declarar a estos guardias “en calidad de imputados para tomarles manifestación sobre las acusaciones que se les están haciendo y que puedan defenderse”, ya que se trata de “un procedimiento judicial que sigue su curso con toda naturalidad”. Asimismo, ha asegurado que la Guardia Civil “en absoluto” se plantea adoptar ninguna medida cautelar al respecto.

De este modo, ha recordado que estos agentes “ya prestaron declaración el año pasado en dependencias policiales”. Así, ha expresado “la plena confianza” de la Dirección General en la justicia, “con la que la Guardia Civil trabaja desde hace muchos años en total cooperación y lealtad”.

Preguntado en Málaga, donde ha asistido a la imposición de la Cruz de Plata al Servicio Marítimo de la Guardia Civil, por la crítica de las ONG por “falta de humanidad” por parte de la Benemérita, Fernández de Mesa ha afirmado que “cada uno juzgue lo que quiera”.

Así, ha hecho referencia a “la cantidad de salvamentos que hemos realizado en la mar de inmigrantes que venían en pateras, lejos de los focos y de cualquier tipo de inspección permanente donde tener que estar demostrando que nos comportamos totalmente ajustados a la legalidad vigente, y con una gran humanidad hacia esas personas que sufren el drama de la inmigración”.

“No tendría ningún sentido que allí donde no hay focos estuviéramos realizando una labor completamente transparente y limpia, y allí donde tenemos todos los focos encima para ver si lo somos o no, fuéramos a cometer algún tipo de ilegalidad”, ha sostenido.

En este sentido, ha insistido en que está “completamente convencido” de que la Guardia Civil, “donde se le ve y donde no se le ve, cumple y hace cumplir la ley con total respeto a los derechos humanos”.

De hecho, ha señalado que, “probablemente” en la frontera de Ceuta y Melilla “seamos los primeros en hacernos cargo del drama de la inmigración y en auxiliar a estas personas que vienen buscando una vida mejor”.