Compartir

Los Servicios de Conservación de Carreteras han empleado 2.000 kilos de sal y 12.000 litros de salmuera para combatir las placas de hielo

MURCIA, 5 (EUROPA PRESS)

Los efectivos humanos y mecánicos de la Consejería de Fomento, Obras Públicas y Ordenación del Territorio han seguido actuando en las carreteras del Noroeste a lo largo de la pasada madrugada ante la ola de frío que azota a la mayor parte de España y que en la Región de Murcia ha supuesto el aviso de color amarillo por bajas temperaturas en la comarca citada y en el Altiplano y por viento en la práctica totalidad del territorio.

Desde las tres de la madrugada se ha intervenido en las carreteras habitualmente afectadas por estos episodios invernales: RM-730 (Caravaca-Puebla de don Fadrique), RM-703 (Moratalla-Campo de San Juan), RM-702 (Barranda-Nerpio), RM-B23 (RM-730 a Cañada de la Cruz) y RM-B24 (RM-730 a El Hornico), procediendo a limpiar un total de 74 kilómetros con cuchilla de empuje y extendiendo cloruro sódico.

La acumulación de nieve en la calzada, pese a que no se produjeron nuevas precipitaciones, fue causada por la fuerza del viento, que arrastró la que se encontraba en los márgenes. Las temperaturas mínimas se han situado en la zona afectada entre los tres y los cinco grados bajo cero, según informaron fuentes del Gobierno regional en un comunicado.

Los tratamientos preventivos por las bajas temperaturas, que propician la formación de placas del hielo, se han extendido también al Altiplano, y en concreto a las carreteras RM-404 (Yecla-Fuente Álamo de Albacete), RM-426 (Yecla-Almansa), RM-424 (Yecla-Pinoso), RM-A14 (RM-426-Caudete), RM-A11 (Jumilla-Fuente Álamo de Albacete) y RM-428 (Jumilla-Hellín), para un total de 62 kilómetros.

En total, se han empleado 2.000 kilos de sal y 12.000 litros de salmuera. Además se ha suministrado sal a algunos equipos de Protección Civil para actuaciones urgentes en zonas de competencia municipal.