jueves, 24 septiembre 2020 8:27

Diez detenidos en Almería y Murcia acusados de patronear dos pateras en las que murieron dos personas

ALMERÍA, 3 (EUROPA PRESS)

La Policía Nacional ha detenido a diez personas, seis en Almería y otras cuatro en Murcia, acusadas de patronear dos pateras en la que viajaban 38 personas de origen argelino de las que una desapareció y otra murió ahogada después de que tuviera que saltar al mar junto con otras tres personas debido a que sus ropas se prendieron al hacer arder un bidón de gasolina para ser vistos por los servicios de rescate.

Según la investigación de la Policía Nacional, cada uno de los implicados cobraba unos 600 euros a cada persona para introducirla en España. En este sentido, la Comisaría detalla en una nota que los arrestados aleccionaban a los ocupantes de la embarcación para que, en caso de ser interceptados, dijeran a la Policía que todos ellos eran hijos de marineros, que todos conducían la patera y que la embarcación la habían comprado entre todos.

Los hechos tuvieron lugar a finales de noviembre del pasado año cuando se produjo la interceptación en las costas de Almería de dos embarcaciones en las que viajaban un total de 38 inmigrantes argelinos, dos de ellos menores de edad, que habían partido de las costas de Orán.

De forma paralela se inició una investigación tendente a la identificación de los responsables de las embarcaciones que, en la mayoría de los casos, son miembros de redes organizadas que, según la Policía, hacen de la introducción ilegal de inmigrantes por vía marítima su 'modus vivendi'.

Los agentes averiguaron que dos de los inmigrantes que viajaban en las pateras cayeron al agua y desaparecieron en alta mar. Respecto a una de estas personas desaparecidas, se pudo conocer que por la rotura del motor en altamar, los cuatro organizadores de una de las embarcaciones decidieron prender fuego a un bidón de gasolina para así poder ser avistados por efectivos de rescate.

Esta acción quemó accidentalmente las ropas de cuatro de los ocupantes que tuvieron que saltar por la borda, con lo que tres pudieron regresar a bordo y el cuarto murió ahogado.

Los investigadores identificaron a diez ciudadanos argelinos como los responsables de la organización delictiva, tanto en la dirección como en la conducción y manejo de los elementos de navegación de las embarcaciones interceptadas.

En una primera fase de la operación, los investigadores ya detuvieron a seis sospechosos en Almería. En la segunda y última fase, la operación ha culminado con la detención de cuatro personas más en Murcia como presuntos responsables de delitos contra los derechos de los ciudadanos extranjeros. Uno de los detenidos es considerado el principal responsable de esta conducción y tránsito ilegal de ciudadanos extranjeros.

La operación ha sido llevada a cabo de manera conjunta, por agentes de la Unidad contra las Redes de Inmigración Ilegal y Falsedad Documental (Ucrif) de la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras de la Comisaría Provincial de Almería y de la Jefatura Superior de Policía de la Región de Murcia.