Compartir

LOGROÑO, 29 (EUROPA PRESS)

El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García Margallo, ha asegurado este jueves en Logroño que el terrorismo yihadista “es un fenómeno totalmente nuevo que se combate en el terreno militar” y con la idea “de un Islam pacífico y tolerante”.

Así lo ha afirmado durante su intervención en el desayuno-coloquio la nueva diplomacia económica', organizado por Diario 'La Rioja', y en el que también ha participado, entre otras personalidades, el presidente de comunidad de La Rioja, Pedro Sanz.

Margallo ha repasado la situación del mundo y de España ante la crisis, que ha colocado en un contexto de globalización en todos los sentidos, y, en el campo específico de la economía, “de un aspecto nuevo, para el que aún no hay políticas del todo perfiladas”, como es la importancia de las multinacionales.

“La preocupación de los países antes era que te invadieran los extranjeros. Ahora, la preocupación es que los extranjeros no vengan a invertir a tu país”, ha afirmado el ministro. A ello ha sumado otras circunstancias, como el auge de los países emergentes “y la aparición de nuevos partidos políticos que tienen gran influencia gracias a su uso inteligente y masivo de las redes sociales”.

En este marco, precisamente, además de su preocupación por la subida de los extremismos -“una cuarta parte de los escaños del Parlamento Europeo está ocupado por extrema derecha y extrema izquierda”, ha advertido-, ha colocado “el gran fenómeno al que vamos a tener que hacer frente en los próximos años, los nuevos partidos yihadistas”.

A su juicio, en la base de estas formaciones “está el miedo a ser contagiados de una cultura, basada en el inglés y en el modelo de Hollywood, que no comparten, unida a la idea de mantener su cultura tradicional”.

Así, y respecto al futuro más cercano, García Margallo ha apuntado como condicionantes “el final del mandato de Obama, con una política exterior más audaz, con ejemplos como Cuba, Irán y, probablemente, algo sobre la paz en Oriente Medio; la resolución del conflicto entre Rusia y Ucrania; y el terrorismo, con un carácter radicalmente nuevo a lo conocido”.

“Los grupos terroristas agrupados en torno a Al Quaeda y otros, lo que quieren es exterminarnos, y eso se combate solo y se gana en el terreno militar”, ha asegurado el ministro, quien ha llamado, con todo, a no olvidar “la batalla de las ideas, con una concepción del Islam pacífica y tolerante, que no tenga nada que ver con la adulteración que hacer estos movimientos”.

ESPAÑA.

Sobre el caso concreto de España, Margallo ha reconocido que “el Gobierno se vio obligado a tomas decisiones extraordinariamente complejas, con unas medidas que, “con todas las cautelas, empiezan ahora a dar sus frutos” y en las que ha colocado en lugar preponderante “el esfuerzo realizado en acción exterior”.

“Evitamos lo peor, que era el rescate, y ahora empezamos a ver la luz”, ha apuntado el jefe de la diplomacia española quien ha destacado especialmente que “en estos tres años, no se ha dado un cambio pequeño de rumbo, se ha producido un cambio de modelo total en nuestra economía, sustituyendo un modelo anticuado, el del ladrillo, por uno nuevo que mira al exterior”.