Compartir

Considera que hay que articular medidas efectivas, “basadas en la formación, el empleo protegido y la intermediación laboral”

MURCIA, 31 (EUROPA PRESS)

Cáritas atendió a unas 114.000 personas en el año 2013, cuando repartió 3,3 millones de kilos de alimentos, una cifra que, al parecer, podría haberse visto incrementada en 2014, un año “en el que la situación de la pobreza y angustia en general en la Región no está decreciendo, seguimos en unos niveles muy graves”.

“Los recursos son insuficientes para una demanda cada vez mayor, pues el número de atenciones y recursos invertidos no es inferior al año anterior”, subraya el secretario general de Cáritas, Juan Antonio Illán, quien vaticina que la situación seguirá “igual de compleja” en 2015.

En declaraciones a Europa Press, Illán ha avanzado que la situación de mejora de la que se habla “no se está traduciendo; no estamos viendo que pueda reducirse significativamente la situación de aquellas personas en grave dificultad”.

El secretario general de Cáritas hace, en este sentido, un llamamiento para que administraciones, empresarios, sindicatos y sociedad, en general, aborden un plan conjunto contra la pobreza y exclusión social.

“La situación de la Región merece sentarnos para buscar respuestas efectivas para su abordaje”, ha enfatizado, “pues desde el 2008 y hasta el 2014, la situación de pobreza y exclusión social ha crecido significativamente”.

En este 2014, ha afirmado Illán, “estamos comprobando que esas situaciones están manteniéndose en niveles muy superiores a la de años anteriores”, sumando “aquellas personas que estaban en esta situación previa a la crisis, más todas las que se han visto abocados a esta situación tras la misma” pues “no tenemos datos para afirmar, rotundamente, que los niveles son muy superiores al año anterior, pero sí que la tendencia de estos últimos años es a un incremento significativo en los niveles de pobreza y exclusión, entre 2008 y 2014”.

ABORDAR LA POBREZA INFANTIL

En definitiva, “es una situación muy grave” en “porcentajes muy agravados” que requiere “de un plan conjunto entre los distintos sectores sociales “para su abordaje” que pasa “por garantizar unos ingresos mínimos para las familias que no están accediendo al mercado de trabajo ni tienen capacidad para poder generar ingresos sostenibles y abordar el día a día con garantías”.

Una segunda medida, ha explicado, sería abordar la pobreza infantil, pues “sabemos que la pobreza es generacional, se transmite de padres a hijos” por lo que “debemos hacer una inversión específica y significativa ahora o será la pobreza adulta de las futuras familias murcianas”.

Por ello, ha afirmado el secretario general de Cáritas, “son claves fortalecer las becas de comedor, aplicar medidas específicas de apoyo a la infancia, generar empleo protegido y realizar una inversión clara en el empleo a las personas con mayor vulnerabilidad”.

“Debemos ser capaces de no perder otro año y articular medidas efectivas, basadas en la formación, el empleo protegido y la intermediación laboral”, ha insistido Illán.

Finalmente, ha agradecido la solidaridad de los murcianos, “el número de donantes crece año tras año desde 2008 y de forma significativa”, aunque, en la misma línea, ha afirmado que “es insuficiente, necesitamos seguir buscando caminos que pasan por la administración pública y sector empresarial y social”.