Compartir

En este concierto, Manuel Pérez Delgado, acompañado por el Ensemble de Percusión, integrado por Alberto Román, Rodrigo de la Calle y Luis Guzmán, el Coro de Alumnos del CIM Padre Antonio Soler, dirigido este último por Conchi Díaz, intentará transportar al espectador a un mundo de transgresión, de colores, de sensación y emociones sin muros ni tapujos.

Un camino que pasa por los ritmos primitivos creados por la caja (Rudi Mental fau Paux), con la que puede apreciarse tanto el juego rítmico como la búsqueda de diversos timbres por medio de la interacción de pequeños instrumentos. Estas bases quedan marcadas y definidas por esa lucha por sobrevivir en la que vive la cultura, en la que vive el arte de nuestro tiempo y tomando como fundamento nuestro cuerpo (Corporel); un arte que se crea y se destruye pero que siempre perdura.

Por medio del despliegue sonoro entre el vibráfono y los instrumentos de parches somos partícipes de ese renacer, de derribar para luego reconstruir y desarrollar (Phenix). Todo ello sin olvidarnos de que este camino es también una lucha de contrarios, de polos opuestos representados con el juego de pequeños y grandes instrumentos, de sonidos rudos o sonidos cálidos (I Ching II y IV) terminando el camino con ritmos de danza y cánticos y el nexo de todos los colores vistos en la unión de Ensemble de percusión, marimba y coro (Uneven Souls)”