Compartir

Las Angulas frescas al estilo de Aguinaga de Illunbe, salteadas con ajo y el toque perfecto de guindilla, aceite de oliva virgen extra y sal. Se traen directamente del lugar de origen y siempre al día, por eso es imprescindible reservar en el restaurante con 48 horas de antelación. Además, cuentan con una gran oferta de menús especiales para comidas y cenas de empresa, con la posibilidad de personalizarlos al gusto, excepto el 24 y el 31 todo el día, y el 25 y el 1 por la noche. Avda. de Bruselas, 9, Arroyo de la Vega (Alcobendas).

Las Verdinas con bogavante, almejas y marisco de Ferreiro, el plato por excelencia de las navidades de este emblemático asturiano. La calidad del producto de las huertas del principado y el Cantábrico se toma con cuchara en la casa de Ernesto Feito, que no cierra por vacaciones a excepción de las noches del 24 y el 31. Además, acaba de dar un nuevo aire a su restaurante, manteniendo su cuidada cocina y el servicio exquisito de siempre. C/ Comandante Zorita, 32.

El Solomillo de Ciervo con puré de manzana, castañas y frutos rojos de El Pitaco – una propuesta cinegética que combina a la perfección los sabores de la temporada. Se puede disfrutar durante todo el mes de diciembre y, sobre todo, el día 25 y el 1 de enero, en los que este restaurante abre sus puertas para felicitar las fiestas a sus clientes personalmente. Avda. de Badajoz, 25.

Las Codornices al chocolate con verduras de temporada de Condumios Taberna – una dulce tentación que no pasa desapercibida en su carta y en la que todos los ingredientes juegan un papel esencial, con un resultado 100% equilibrado. Perfecto para armonizar con burbujas, dejándose recomendar por Sebastián López, propietario de este coqueto establecimiento y experto sumiller. Cierra las noches del 24 y el 31. El 25 y el 1 descansa todo el día. C/ Juan de Mena, 12.

El Rape a la parrilla con patatas panaderas del Asador – Sidrería Sagasti – sin duda el plato fuerte de la casa en las fechas más señaladas. Se puede completar con unos 'pintxos' o con un primero de alguna de las delicias de temporada. Las alcachofas, las alubias rojas de Tolosa, los boletus edulis o las gambas a la plancha, que se acaban de incorporar a su carta, son algunas sugerencias para hacer de la comida o la cena todo un regalo navideño para el paladar. Por otro lado, la barra de 'pintxos' de Sagasti tiene una de las ofertas más amplias y variadas de la capital. Cierra en Nochebuena, Navidad, Nochevieja y Año Nuevo. C.C. Heron City, Juan Ramón Jiménez, s/n.

Un escaparate delicioso para disfrutar esta Navidad de la buena gastronomía en Madrid cerca de las personas importantes, y despedir el año con un sabor de boca inolvidable.