Compartir

Tras alertar los compañeros a los servicios de emergencias, los sanitarios del Servicio de Urgencia Médica de Madrid (Summa) que se desplazaron hasta el lugar solo pudieron confirmar la muerte del trabajador. Asimismo, creen que debió de fallecer prácticamente en el acto, como consecuencia del fuerte golpe que tenía en la cabeza.

Según las fuentes, el hombre -que no estaba asegurado- estaba en el tejado del edificio haciendo distintas reparaciones junto a varias compañeros de trabajo cuando se ha precipitado por causas que se desconocen.