Compartir

El pasado mes de agosto, la policía comenzó a notar que crecían las denuncias interpuestas por camioneros por este tipo de robos. Fruto de las informaciones obtenidas, no sólo por las denuncias sino por las intervenciones llevadas a cabo por varios radiopatrullas de la localidad, se pudo conocer la participación continuada de varios individuos que, a bordo de dos furgonetas, sustraían los palets de los camiones.

El material sustraído era vendido en tres casas de compra-venta de la localidad, que a su vez carecían del preceptivo Libro de Registro que obliga a estos locales a tener y presentar a la Policía para realizar este tipo de actividades comerciales.

Tras identificar a los componentes de la banda y los vehículos utilizados por los mismos, se procedió a su detención el pasado día 10. Los ocho arrestados cuentan con antecedentes policiales y los mismos podrían haber obtenido un beneficio económico superior a los 10.000 euros.