Compartir

Después de una semana, el Ayuntamiento de Móstoles sigue esperando la respuesta de Cofely, empresa concesionaria del contrato de mantenimiento integral de los edificios municipales, al dejar sin calefacción a siete colegios públicos de la ciudad. La noticia llega después de que la pasada semana el Consistorio abriera diligencias administrativas contra la responsable, que todavía no ha realizado ninguna reparación.

El Ejecutivo local ha publicado esta mañana un comunicado en el que se expone que “si mañana no están resueltas estas incidencias, procederemos a aplicar las penalidades incluidas en el contrato administrativo mixto de suministro-servicios para la prestación del servicio energético y mantenimiento integral con garantía total de edificios municipales y centros educativos”.

Según ha explicado el Equipo de Gobierno, el próximo jueves finaliza el plazo que la Junta Local ha dado a la empresa para que presente alegaciones, documentos y justificaciones pertinentes que garanticen la correcta ejecución de los servicios contratados desde el pasado mes de mayo.

Después de que se relacionara a Cofely con el caso 'Púnica', por el que ha sido investigado la Casa Consistorial, el Ejecutivo del municipio decidió abrir diligencias encaminadas a garantizar el cumplimiento de las obligaciones contractuales asumidas por la empresa concesionaria a través del contrato firmado este año.