Compartir

Esta mañana, la Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Móstoles ha acordado iniciar diligencias administrativas contra la empresa Cofely, implicada en el caso de corrupción 'Púnica', por el que la Casa Consistorial ha sido investigada y el alcalde, Daniel Ortiz, ha cesado provisionalmente al concejal adjunto de Medio Ambiente, Alejandro de Utrilla.

Hace unos meses, el ayuntamiento firmó con Cofely un contrato administrativo mixto de suministro-servicios para la prestación del servicio energético y mantenimiento integral con garantía total de edificios municipales y centros educativos. 

Ayer, el Departamento de Contratación de la Casa Consistorial fue registrado hasta las 2 de la madrugada, tiempo en el que investigaron documentación de las últimas etapas, centrándose en la legislatura de 1999 a 2003 en la que gobernó el socialista José María Arteta, implicado también en las tarjetas opacas de Caja Madrid.

Por este motivo y con la finalidad de ofrecer una mejor protección del interés público, la Junta de Gobierno ha acordado iniciar las diligencias encaminadas a garantizar el cumplimiento de las obligaciones contractuales asumidas por el mercantil a través del contrato firmado. 

Asimismo se ha acordado trasladar este acuerdo al contratista, dándole un plazo de 5 días hábiles para que presente las alegaciones, documentos y justificaciones pertinentes para garantizar la correcta ejecución de las prestaciones contratadas.

No obstante, si se estima que no se está garantizado la correcta ejecución del contrato, el órgano de Contratación podrá iniciar otros trámites administrativos para la penalizar, sancionar o extinguir el presente acuerdo. Estas medidas tienen el objetivo de garantizar los servicios y continuar defendiendo los intereses de los mostoleños, que es el objetivo prioritario del Gobierno municipal.