Compartir

El alcalde de Móstoles, Daniel Ortiz, ha manifestado su repulsa a la red de corrupción que ha hecho pública esta mañana la Guardia Civil a través de la operación 'Púnica' que se ha saldado con el arresto de 51 personas. El regidor ha asegurado que en su municipio “no tiene ni tendrá cabida la corrupción” y que no le temblará el pulso si hay que atajar estos problemas.

Esta mañana, la Guardia Civil ha registrado el Departamento de Contratación, según fuentes municipales, siendo parte de la documentación investigada de la etapa del alcalde socialista, José María Arteta, al que tomó el relevo el alcalde popular, Esteban Parro, en las elecciones de 2003. 

Los archivos investigados serían de los años 1999 a 2003 cuando Arteta era alcalde de Móstoles en coalición con el grupo Izquierda Unida ya que el grupo con mayor número de concejales en solitario era el PP. Además, el ex alcalde socialista también está implicado en el caso de las tarjetas opacas de Caja Madrid, por el que dejó la militancia del PSOE antes de que se produjeran las expulsiones a los demás consejeros de la caja.

El alcade, además de enviar una declaración a los medios, ha querido transmitir a los vecinos un mensaje de tranquilidad a través de un vídeo que ha colgado en su cuenta personal de Youtube. “Quiero que tengáis confianza en la Justicia, en esta corporación y en nuestro ayuntamiento”, ha dicho el mandatario local.

Ortiz ha sido tajante en su comunicado en el que ha mostrado su repulsa “ante todos aquellos que utilizan la política para enriquecerse”. Asimismo, el alcalde popular ha explicado que ha dado instrucciones para que el Ayuntamiento de Móstoles se pusiera a disposición de la Guardia Civil y de la Justicia para colaborar en cualquier investigación.

No toleraré el más mínimo caso de corrupción, siempre voy a defender los intereses de los mostoleños y el Ayuntamiento colaborará con la Justicia en todo lo necesario”, ha concluido el alcalde.