Quantcast

Imputados cuatro monitores franceses por el ahogamiento de un menor en el pantano de Barasona (Huesca)

El Juzgado de Instrucción número 1 de Barbastro ha imputado a cuatro monitores de un campamento por el ahogamiento de un menor en el pantano de Barasona, ocurrido el pasado 10 de agosto, como supuestos autores de un delito de homicidio por negligencia grave. El campamento estaba compuesto por veinticuatro adolescentes y cuatro monitores, pertenecientes a una empresa con sede en París.

Los hechos, que han sido objeto de investigación por parte del Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Barbastro, ocurrieron el 10 de agosto, cuando un grupo de colonias francés había llegado a un camping, situado en término municipal de La Puebla de Castro (Huesca), al objeto de pasar unos días de convivencia en ese lugar, dirigiéndose ese mismo día al embalse de Barasona para realizar varias actividades.

Sobre las 15.00 horas se percataron de la ausencia de uno de los menores de 16 años, no pasando aviso a emergencias hasta pasadas las 19.00 horas de ese mismo día, a pesar de que el último lugar donde se había sido visto al menor era en el interior del pantano.

Tras personarse en el lugar personal de Seguridad Ciudadana de la Guardia Civil, efectivos del Grupo de Montaña de Benasque, Protección Civil y Bomberos, se llevó a cabo un rastreo con el helicóptero de la Unidad Aérea el cual dio resultado negativo.

Debido a la falta de luz para realizar una búsqueda en el interior del pantano, por el Grupo de Actividades Subacuáticas de la Guardia Civil se reanudaron las labores a primera hora del día siguiente, localizándose sobre las 9.00 horas el cadáver del menor desaparecido, a unos 30 metros de la orilla y unos 2,5 metros de profundidad.

El grupo de menores se encontraba acompañado por cuatro monitores, los cuales eran responsables del cuidado de los mismos y “deberían haber previsto en todo momento la vigilancia y control de estos al encontrarse en una zona que puede entrañar riesgos”, según ha informado la Comandancia de la Guardia Civil de Huesca en una nota de prensa.

OPERACIÓN MOPISAK

El Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Barbastro se inició entonces una operación denominada 'Mopisak', encaminada a determinar la existencia o no de responsabilidad penal de los monitores, dando como resultado que, supuestamente no vigilaron a los muchachos mientras estaban en una zona que los menores no conocían, por lo que omitieron sus deberes como cuidadores, teniendo como consecuencia el ahogamiento de uno de ellos.

Además ha procedido a imputar a los cuatro monitores como supuestos autores de un delito de homicidio por negligencia grave, habiéndose entregado las diligencias en el Juzgado de Instrucción número 1 de Barbastro, el cual ha dictado un auto judicial en el que ha imputado a los monitores por ese mismo delito.

Estas imputaciones serán puestas en conocimiento de las autoridades judiciales francesas correspondientes, a través de las cuales se realizaran las gestiones necesarias para el esclarecimiento de los hechos, en consonancia con la normativa europea que regula estos procedimientos judiciales.

Comentarios de Facebook