Compartir

El piloto español Héctor Barberá tuvo que saltar de su moto cuando comenzó a arder en los primeros entrenamientos libres del Gran Premio de Aragón. Barberá estrenó este viernes la nueva Ducati Desmosedici que va a utilizar hasta final de temporada. Tras unas primeras vueltas para adaptarse a la nueva moto, un fallo provocó que el aparato comenzara a arder cuando el piloto estaba encima.

Envuelto en llamas, el español tuvo que salir de la pista, saltar de la moto y quitarse rápidamente el mono de cuero. Las llamas le han provocado quemaduras de segungo grado en el brazo izquierdo, aun así él mismo se dirigió al taller por su propio pie para que los médicos le atendieran.

En ese momento, Barberá había completado once vueltas y era duodécimo con el registro de 1:50.731 que había conseguido en la sexta vuelta, aunque al final de los entrenamientos cayó hasta la decimocuarta posición.