Compartir

Recuerda a los 14 gudaris que perdieron la vida en el frente de Zirardamendi-Aiastia en el alto de San Miguel en Elgoibar

ELGOIBAR (GUIPÚZCOA), 21 (EUROPA PRESS)

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha anunciado que el Gobierno vasco presentará un programa base de prioridades en materia de Memoria Histórica. De esta forma, con la base del Derecho Internacional, el Ejecutivo definirá el mapa de actuaciones sobre este tema en Euskadi.

Urkullu, ha realizado estas declaraciones durante su participación en el homenaje a los 14 gudaris del batallón de Arana Goiri que murieron el 25 de septiembre de 1936 en el frente de Zirardamendi-Aiastia, en el Alto de San Miguel de la localidad guipuzcoana de Elgoibar.

El lehendakari ha manifestado que su intención es promover “una política pública de memoria que reconozca “la injusticia histórica que supuso la dictadura franquista, orientar y rescatar los valores y esfuerzos que en la dictadura pugnaron por defender la dignidad, la libertad y la democracia”.

Asimismo, pretende abordar “una política que impulse una pedagogía social que garantice la no repetición y nunca más violencia”. En el acto han estado presentes una amplia representación del Ejecutivo vasco, además de cargos del PNV, como la presidenta del PNV de Vizcaya, Itxaso Atutxa, representantes de los grupos municipales de PSE-EE, de Bildu y la formación jeltzale, encabezados por el alcalde de la localidad, Alfredo Etxeberria, así como miembros de las diputaciones de Vizcaya y Guipúzcoa.

Tras plantar junto a familiares de los gudaris de este frente y los gudaris José Moreno y Manuel Sagastibeltza un retoño del Arbol de Gernika junto al frontón de San Miguel, Urkullu ha reconocido el “sacrificio de aquellos jóvenes que detuvieron la conquista franquista y posibilitó la

constitución en Gernika del primer Gobierno vasco”.

A su juicio, “su ejemplo demuestra el valor de todas las personas de una generación generosa” que contribuyó a “cambiar el curso de la historia en Euskadi”. Además, ha denunciado la “triple injusticia” producida por la Guerra Civil y la Dictadura Franquista, “sobre una sociedad a la que se sometió a un régimen de represión y falta de libertades”, con “violaciones masivas de derechos humanos” y unas 9.000 víctimas mortales en Euskadi, y “una memoria falseada por la impunidad”.

“Este acto que conmemora la Batalla de Elgoibar viene a actuar como

reparación histórica de esta triple injusticia”, ha afirmado, para destacar que “es importante recordar y reparar”. En este sentido, ha señalado que su Ejecutivo se guía por lo que dictan las normas internacionales de Derechos Humanos, según las cual la violación sostenida de éstos “debe de ser sometida a una revisión crítica y a la

clarificación de lo sucedido”.

El presidente del Gobierno vasco ha abogado por hacer posible “el reconocimiento de las injusticias cometidas y la reparación a sus víctimas”. “Debemos hacerlo posible y debemos hacer más”, ha señalado.

Además, ha opinado que el acto de este domingo incorpora “un doble objetivo de pedagogía democrática”, por un lado “demostrar que la injusticia tiene consecuencias y, con ello, cerrar el paso a la impunidad, a la repetición de hechos similares en el futuro” y, por otro, “asentar la conciliación y normalización de la convivencia sobre la base de la verdad de los hechos objetivos: el reconocimiento de las violaciones de Derechos Humanos”.

El lehendakari ha señalado que la política de su Gobierno en materia de Memoria Histórica se basa en el marco del Derecho Internacional de los Derechos Humanos y atiende a los cuatro ámbitos definidos por las resoluciones de Naciones Unidas, “verdad, justicia, reparación y garantías de no repetición”.

Además, ha trasladado el compromiso de su Ejecutivo “frente a la injusticia y solidaridad con las víctimas de graves vulneraciones de Derechos Humanos”, con la “dignidad humana y el Derecho internacional” con la “defensa de los principios democráticos y la convivencia”, así como su objetivo de “favorecer y fortalecer una convivencia conciliada, justa e integrada”.

Al respecto, ha señalado que se avanza en promover una política pública de víctimas que “ponga luz sobre las vulneraciones de derechos humanos producidas, reconozca la injusticia del daño causado a las víctimas del franquismo y les ofrezca una reparación, cuando menos moral”; así como en promover una política pública de memoria “que reconozca la injusticia histórica que supuso la Dictadura franquista”.

ACTO

El reconocimiento a los gudaris del frente de Zirardamendi-Aiastia ha comenzado con una visita a las fosas exhumadas en 1982 y 2012, esta última exhumación por la Sociedad de Ciencias Aranzadi, donde la miembro de esta asociación Lourdes Herrazti y el forense Francisco Etxeberria han explicado los trabajos realizados en la zona.

El lehendakari y el resto de las autoridades han realizado una ofrenda floral en las dos fosas del frente donde perdieron la vida José Txintxurreta, Paulino Beraza, Juan Zabala, Blas Larrazeleta, Ambrosio Etxebarria, Felipe Elorriaga, Sabin Atutxa, Emeterio Llavori, Eusebio Gaubeka, Juan Agirre, Imanol Etxebarria, Marcelino Gandarias, Miguel Palacio y Félix Arbulu.