Compartir

La patrona de Móstoles, Nuestra Señora de los Santos, volvió a salir otro año más a las calles de Móstoles en su carroza para que todos los mostoleños pudieran contemplarla. La procesión, que comenzó a las ocho de la tarde, la encabezaba la imagen de San Simón de Rojas, compatrono de la ciudad al que también se le dedican estas fiestas.

Minutos después de la salida del santo, la imagen de la virgen cruzaba la puerta del santuario mariano mientras se entonaba el himno nacional y miles de mostoleños aplaudían y gritaban vítores a su patrona. Durante el recorrido, la carroza hizo varias paradas para que las casas regionales y las peñas rindieran homenaje a su patrona.

El primer homenaje fue el de la hermandad de Nuestra Señora de la Soledad, que hizo a la patrona una alfombra floral en la cuesta de la virgen. Seguido a esta alfombra, la Casa Regional de Castilla y León bailó una danza para la patrona de su ciudad y la peña de Los Lugareños regaló un ramo de flores a la virgen.

Después de media hora de camino, Nuestra Señora de los Santos volvió a parar para que la Peña El Soniquete cantara una canción, además de entregarle un libro con firmas de todos sus socios y varios ramos de flores. Este acto finalizó con el canto de la salve rociera y la suelta de globos y mariposas.

Después, la patrona fue homenajeada por la peña La Loma, Los Corbatos y La Barbacana. Otro de los momentos nuevos de esta procesión fue el baile que le dedicó a la patrona un grupo de bailarines de Nuez de Aliste, un pueblo de la provincia de Zamora que también quiso honrar a la patrona de la ciudad.

Después de dos horas y media, la virgen se detuvo en la cuesta de la virgen donde se entonó de nuevo la salve y entregar el bastón de mando al alcalde de la ciudad, Daniel Ortiz. La procesión finalizó con el canto del himno de Nuestra Señora de los Santos dentro de la ermita.