Compartir

A menos de cuatro horas de que comiencen las fiestas patronales de Móstoles en honor a Nuestra Señora de los Santos y San Simón de Rojas, el santuario mariano y su virgen ya están preparados para que inicien los festejos litúrgicos que se desarrollarán hasta el próximo lunes 15 de septiembre.

A las ocho de la mañana llegaban los más madrugadores a la ermita donde han montado la escalinata, una estructura en forma de escalera en la que esta tarde miles de mostoleños depositarán sus flores para honrar a la patrona. Casi dos horas han tardado en montar la armadura a la que se le dará el toque final cuando esta tarde se ponga un cuadro de la virgen en el centro.

La escalinata comenzará a llenarse de flores a partir de las 18 horas cuando el pueblo de Móstoles haga su ofrenda floral. Con este acto, los vecinos inauguran las fiestas declaradas de Bien de Interés Turístico.

Un poco más tarde, a las diez y media, llegaban las camareras de la virgen con el manto de terciopelo rojo con el que la patrona recorrerá las calles. Este equipo de mujeres se encarga durante todo el año de vestir a la virgen y cuidar el mínimo detalle a la hora de vestirla. El manto que llevará puesto durante todas las fiestas es de terciopelo rojo y fue bordado gracias a las donaciones de los vecinos de la ciudad.

Este manto, que sólo se pone para su solemnidad, es más grande que los demás, aunque lo que destaca es el escudo que preside la vestidura en la parte trasera, rodeado de figuras angelicales bordadas en oro. Además, esta mañana también se han puesto las flores que decorarán el altar durante la misa mayor a las once de la mañana que presidirá el obispo de la Diócesis de Getafe, Joaquín María López de Andújar.