Compartir

En las calles Parla y Calderón de la Barca, con un coste de 120.000 euros, se están realizando obras de cambio de colectores que estaban aplastados por el paso de camiones, y ensanchando las aceras que hasta ahora tenían 40 cm de ancho, lo que hacía prácticamente imposible transitar por ellas. También se está cambiando el pavimento y dejado el ancho necesario en la calzada para que puedan pasar bomberos y ambulancias. La obra finalizará a finales de septiembre.

Con el mismo objetivo, en la calle Batres se ha eliminado una línea de aparcamiento para permitir el paso de bomberos y ambulancias. Para no afectar a los problemas de aparcamiento, se han creado 28 plazas en el interbloque de la calle Maestro Turina, y se han ensanchado calzada y aceras y se está cambiando el pavimento de estas últimas. Además se han instalado farolas nuevas. La obra que estará finalizada a finales del mes de octubre, tiene un coste de 95.000 euros.