Compartir

El tenista serbio Novak Djokovic logró este miércoles un sufrido pase a semifinales del Torneo de Wimbledon, tercer 'grande' de la temporada, después de superar (6-1, 3-6, 6-7(4), 6-2, 6-2) al croata Marin Cilic en un intenso duelo de cuartos de final en el que se vio contra las cuerdas pero salió a flote para citarse ahora con el búlgaro Grigor Dimitrov, verdugo del defensor del título Andy Murray.

El favorito número uno en el All England Club necesitó de más de tres
horas para deshacerse de un combativo Cilic quien, a pesar de encajar el
primer set, despertó para darle la vuelta al partido apoyado en su gran
servicio. Ahí, con 1-2 en contra, el número dos del mundo dio un paso
al frente para seguir en liza por su segundo Wimbledon y por alcanzar
además el trono mundial de la ATP en manos del español Rafa Nadal,
eliminado en octavos de final ante el australiano Nick Kyrgios.

Tras un primer parcial cómodo 'Nole' se encontró con una mayor
resistencia. Cilic se metió en el partido, salvó los momentos de empuje
del serbio y se llevó el segundo parcial con un 'break' en el cuarto
juego. Las intenciones del croata se terminaban de confirmar en el
tercer parcial, cuando se ponía por delante en un igualado parcial que se decidió en la muerte súbita

Sin embargo, viéndose contra las cuerdas, el de Belgrado incrementó su agresividad y arrancó los dos siguientes set rompiendo el saque de su rival. Con la contundencia de inicio, Djokovic allanó un camino que parecía tortuoso para sumar la décima victoria en otros tantos encuentros directos ante Cilic. Ahora, al favorito número uno en la hierba londinense le espera un Dimitrov que se llevó por delante al héroe local Andy Murray.