Compartir

Yolanda Colás, perteneciente al equipo de ingeniería de Bultaco, asegura que “es una moto inteligente porque tanto el sistema mecánico como el eléctrico están totalmente integrados y porque es capaz de comunicarse no solo con el entorno, sino que también con el piloto”.

El software de la unidad de control permite gestionar la potencia del motor, la recuperación de energía, la recarga de la batería y la conexión con dispositivos móviles. El sistema de tracción eléctrico permite sacar el máximo rendimiento energético de la frenada regenerativa. El sistema de acumulación de energía, que combina una batería de iones de litio y ultracondensadores, es otro de los elementos que aseguran un rendimiento muy superior al de otros vehículos semejantes.

Así, Adrián Martín, otro de los miembros del equipo de creadores, destaca que “se ha puesto mucho cuidado en la gestión de la energía, tanto en la que se va a utilizar como en la que se desperdicia en muchas situaciones normales de un vehículo y que procuramos recuperar”.

La innovación de Bultaco, según aseguran desde el Parque Científico de la UC3M, supone una innovación tecnológica para la sociedad que impulsa la reindustrialización, genera empleo, desarrollo económico sostenible y mejora del medioambiente y de la calidad de vida.