Compartir

Ya son casi cinco meses los que lleva el ex campeón de mundo de Formula 1, Michael Schumacher postrado en una coma de hospital en coma tras su accidente de esquí en Meribel. 150 meses sin haber sido capaz de salir de su postración inconsciente. Y mientras que la familia del ex campeón del mundo de Fórmula 1 habla con cierta regularidad de su estado de salud, el último informe médico, de abril, planteaban los “momentos de conciencia y el despertar” y sembraba la esperanza en un renacimiento completo del heptacampeón. Desde entonces, nada.

Ese silencio y la ausencia de datos preocupa a Gary Hartstein, ex delegado al médico de la FIA, Federación Internacional de Automovilismo. En su blog, Hartstein es pesimista acerca de un posible renacimiento: “Tengo miedo y estoy casi seguro de que nunca vamos a tener buenas noticias sobre Michael Schumacher”

Hartstein se basa en las estadísticas sobre pacientes en un estado similar: “Sólo una pequeña fracción de los pacientes en estado vegetativo logró recuperar la conciencia . Para él, sólo dos escenarios se pueden realizar: el mantenimiento en su actual estado o al final de la vida vegetativa”.

Hay una esperanza, según otras fuentes. En casos de leve conciencia con la interacción con su entorno, el estado de Michael Schumacher podría evolucionar favorablemente en los próximos años. “Algunos pacientes después de seis meses postrados en un estado vegetativo pueden conversar, caminar o vestirse solos”.