Compartir

GIRONA, 25 (EUROPA PRESS)

Los Mossos d'Esquadra han detenido a cuatro hombres de entre 19 y 68 años, de nacionalidades española y marroquí y vecinos de Figueres (Gerona) y Cabanes (Valencia) por presuntamente cultivar 1.673 plantas de marihuana en el Empordà.

Según han informado este domingo en un comunicado, les detuvieron el 19 de mayo por un presunto delito contra la salud pública y fraude del fluido eléctrico, que utilizaban ilegalmente para cultivar las plantas.

La actividad se desarrollaba en una nave sin actividad del barrio de la Marca de L'Ham de Figueres, donde la policía comprobó que la instalación eléctrica estaba conectada de manera fraudulenta a la red eléctrica y encontró 4.000 macetas con tierra y adobo, aunque sin plantas, por lo que detuvieron al propietario, un español de 68 años.

El mismo día, los Mossos fueron alertados del fuerte olor a marihuana que salía de un piso del mismo barrio, donde encontraron 1.405 plantas y a un joven marroquí de 19 años que las vigilaba, por lo que fue detenido.

Las averiguaciones determinaron que algunas plantas se habían trasladado a una casa de Cabanes, donde encontraron otras 268 plantas, que vigilaban dos hombres marroquíes de 22 y 30 años, también detenidos.

La investigación continúa abierta y no se descartan nuevas detenciones en los próximos días, mientras que le juez ha decretado el ingreso en prisión para tres de los cuatro detenidos.