Compartir

Todas las miradas se centran esta mágica noche del cine en las actrices de Hollywood y en sus elecciones sobre la alfombra roja y nosotros estamos aquí para repasar todos y cada uno de esos magníficos vestidos (o no) que pudimos ver en el Dolby Theatre de Los Ángeles.

BLANCO, EL COLOR DE LA TEMPORADA

Sin duda el blanco ha sido el color de esta temporada de premios, y como tal, fue el elegido por varias de las actrices que desfilaron sobre la alfombra roja de los Oscar.

La siempre correcta Naomi Watts volvió a acertar con un vestido de corte recto de pedrería de Calvin Klein que deslucía un poco por culpa de ese pelo.

Kristen Bell guapísima con un vestido de Roberto Cavalli con cuerpo de pedrería y falda arquitectónica de gasa, pero con un moño que le echaba años encima.

En la línea de Naomi Watts encontramos a Calista Flockhart con un vestido de las mismas características pero con brocados y de Valentino y también con un peinado terrible.

Portia de Rossi escogió el blanco en este vestido de Naeem Khan con falso largo y bordados que jugaba con las transparencias.

EL ETERNO NUDE

El Nude se ha convertido en el color comodín de este tipo de eventos, tanto que ya hasta nos aburrimos de verlo.

Cate Blanchett tampoco arriesgó escogiendo el eterno nude, pero fue una de las más guapas de la noche con este Armani Privé con transparencias y brillos y un fabuloso peinado al más puro estilo diva de Hollywood.

Jessica Biel apareció con un sencillo vestido de Chanel con brillos y mucho glamour, pero sin Justin Timberlake.

Sally Hawkins, la hermana pequeña de Blanchett en “Blue Jasmine”, en la misma línea con un bonito vestido de manga larga (quizá demasiado) efecto joya con brocados.

BRILLANDO SOBRE LA ALFOMBRA ROJA

Las hubo que quisieron brillar por encima de las demás, aunque solo fuese por los destellos de sus vestidos.

Angelina Jolie busca deslumbrar siempre aunque en esta ocasión podemos decir que solo ha sido por los brillos de su vestido de Elie Saab. Más correcta y menos llamativa de lo que la solemos ver con este vestido que jugaba con las transparencias, y siempre del brazo de Brad Pitt.

La actriz y guionista francesa Julie Delpy también escogió los brillos en este vestido firmado por Jenny Packman en un tono poco favorecedor para ella.

Kate Hudson impresionante de Atelier Versace, con un vestido brillante con pedrería, gran escote, larga cola y una falsa capa que dejaba entrever su espalda. Una de las mejores de la noche gracias a su maravilloso look.

ROSA, LA SORPRESA DE LOS OSCAR

El rosa era un color que no esperábamos ver sobre la alfombra, y menos tantas veces, sin embargo fue el color elegido entre otras por nuestra actriz más internacional, Penélope Cruz.

La ex modelo y mujer de Matthew Mcconaughey, Camila Alves, se ha paseado por todas las alfombras rojas de la temporada y lo ha hecho con nota. En los Oscar no iba a ser menos y nos obsequió con este precioso vestido en un tono rosa claro con semi capa firmado por Gabriela Cadena, una de las más elegantes de la noche.

Lady Gaga, para sorpresa de todos, apareció en la alfombra roja vestida de Donatella Versace y casi podríamos decir que de manera normal. Una elección muy ajustada con dibujos de pedrería en un tono rosa a conjunto con lo mejor del look, el larguísimo pañuelo al cuello.

El mismo color escogió Penélope Cruz para su vestido firmado por Giambattista Valli de inspiración helénica con un lazo negro bajo el escote y un montón de tela que parecía que la actriz no sabía muy bien como colocarse (y que recordaba a aquel chal azul con el que gritó el nombre de Pedro Almodóvar en su primera incursión en los Oscar). Como peinado además, volvió a escoger su eterno e inseparable moño. La hemos visto elecciones mucho mejores sobre la alfombra roja…¿Dónde estaba Javier Bardem?

TODO AL ROJO

¿Rojo sobre la alfombra roja? Si se sabe llevar, sí se puede

Una de las mejor vestidas de la noche fue, como el año pasado, la popular Jennifer Lawrence. Un vestido de líneas sencillas con corte péplum de Dior , en un tono muy vivo que la convirtió en el centro de todas las miradas.

Olga Kurylenko optó por un vestido arquitectónico de Alice Elia con pliegues y adorno en el hombro que combinaba dos tonos muy parecidos.

AZUL, EL COLOR DE LA NOCHE

Fue sin duda el color de las nominadas, hasta tres de ellas lo eligieron para la que podía ser su gran noche.

Amy Adams decepcionó precisamente por no arriesgar… Un Gucci en azul marino tremendamente parecido al que lució en los Bafta pero con escote palabra de honor. De nuevo con el pelo recogido con ondas y grandes pendientes… Muy corriente.

Una de las más esperadas sobre la alfombra era Lupita Nyong´o, por haber acertado en todas y cada una de las citas de esta temporada de premios y haber elegido siempre colores llamativos. La actriz de “12 años de esclavitud” escogió esta vez un vestido de corte helénico en azul cielo con gran escote de Prada, que aderezó con una diadema que dulcificaba demasiado el look. Menos de lo que esperábamos.

Otra de las nominadas, Sandra Bullock, también eligió el azul noche con escote palabra de honor en este elegante vestido de Alexander McQueen con ese detalle cruzado de tela en la cadera.

NEGRO, APUESTA SEGURA

Nunca falta, y casi nunca falla. Es siempre el color más elegido por las asistentes a esta gala, aunque no siempre las coloca como ganadoras.

Anna Kendrick escogió muy mal… El vestido de J. Mendel con transparencias y abertura en la pierna es un rotundo no.

Anne Hathaway le dio algo de vida al negro con ese cuerpo metalizado de este vestido de Gucci. Corte recto pero estiloso.

Charlize Theron se ponga lo que se ponga, aunque sea este sencillo vestido de Dior, está espectacular. De su elección hay que destacar el precioso escote arquitectónico que dejaba entrever ese magnífico collar cuyo valor rondaba los 15 millones de euros.

Emma Watson erró precisamente en los Oscar, una pena, pero este Vera Wang con ese efecto dos piezas y tan brillante no le hacía ningún favor. Y para rematar el look: el peinado.

Glenn Close apostó por Zac Posen y acertó… Un vestido con muchísimo volumen, a juego con un bolero del mismo estilo.

Julia Roberts también escogió el negro y salió airosa. La novia de América – cada vez más rubia- arregló el patinazo de los Globos de Oro con este vestido de encaje con corte péplum de Givenchy muy favorecedor.

Margot Robbie conocida por su papel de rubia explosiva en “El lobo de Wall Street” apareció, para sorpresa de todos, morena. Su vestido sin embargo, nada nuevo, muy sencillo y con una lazada en la espalda.

EMBARAZADAS CON GLAMOUR

Embarazadísimas y muy elegantes pudimos ver a algunas de las actrices de la noche, ojo que no a todas.

Olivia Wilde guapísima y embarazadísima con un discreto Valentino en negro con toques blancos, la espalda al aire y escote halter.

Elsa Pataki parece que tiene mucho que aprender del resto de embarazadas sobre la alfombra roja. Un horror de elección el de la actriz española con este Elie Saab con brillos.

Kerry Washington, también muy guapa, escogió un palabra de honor en raso muy discreto en gris marengo de Jason Wu.